19.4 C
Pereira
viernes, mayo 24, 2024

PENSANDO EN VOZ ALTA.

Es tendencia

- Advertisement -

El Doctor Juan Guillermo Ángel, publicó un elenco de coincidencias, en las que irónicamente no cree. Olvidó muchas, o quizás por el poco espacio que nos da el periódico se vio obligado a sintetizar. Me di a la tarea de agregar unas.

-En 1946, dos grandes liberales: Gabriel Turbay y Jorge Eliécer Gaitán se dividieron y los jefes coincidieron en que el pueblo podía votar libremente porque los dos eran muy buenos, cuando debieron poner orden y meterlos en fila india para no destrozar las reformas que avanzaban.

-En 1970, Lleras nos mandó a dormir, se fue la energía y coincidencialmente, al día siguiente apareció el triunfo electoral del inepto Pastrana Borrero que iba perdiendo.

-En 1978, se dijo que Turbay Ayala, el candidato del partido liberal, era narcotraficante. Él fue presuroso a la embajada gringa a pedir certificación de su transparencia. Hoy desclasificaron documentos del Pentágono en los cuales se registra que Turbay era el jefe del narcotráfico, en Colombia. ¡Coincidencia!

-Al posesionarse Turbay, aprobaron el Estatuto de Seguridad y de inmediato empezaron las detenciones arbitrarias, torturas y desapariciones. Pura coincidencia.

-En el mandato del mismo insufrible señor, se entregaron pistas a granel al narcotráfico. El jefe de Aerocivil era Álvaro Uribe Vélez y el presidente Turbay no se frunció cuando el gobernador de Antioquia, Iván Duque Escobar, le manifestó su preocupación. Coincide.

En 1978, después de que el Papa Juan Pablo I anunciara que haría una revisión a fondo de las finanzas del Vaticano, fue asesinado. Pura coincidencia.

-El valiente ministro Rodrigo Lara, descubrió Tranquilandia, el complejo cocalero más grande de todos los tiempos, inmediatamente asesinaron al coronel Jaime Ramírez; un poco después, al ministro. Coincidencia pura.

-A días de llevarlo al redil del sucio liberalismo, asesinaron a Luis Carlos Galán. 

-Cuando se les quemó el derechista Fico Guitiérrez, sin rubor adhirieron al viejito santandereano, a sabiendas de la corrupción como lo arropaba como declaró un juez. Coincidencia limpia.

-Después de que el presidente Uribe pidió a los congresistas votar antes de que los metieran a la cárcel, empezaron a detenerlos. Coincidió.

-El senador Mario Castaño se acogió a sentencia anticipada y súbitamente murió de un infarto fulminante. 

-La fiscalía llama al expresidente Uribe y la extrema derecha convoca marchas. Sabemos qué persiguen.

Habrá muchas coincidencias, ¿no?

 

Jaime Bedoya Medina.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -