21 C
Pereira
martes, julio 23, 2024

Pensando en voz alta

Es tendencia

- Advertisement -

Jaime Bedoya Medina
Columnista

*El Banco Mundial que, como el Interamericano de Desarrollo, el Fondo Monetario Internacional, entre otros, no son ni hermanitas de la caridad ni organizaciones de izquierda, informó sobre los niveles de desigualdad y pobreza en Colombia, el más desigual de la OCDE y el segundo de América Latina, después de Brasil. En Colombia los ricos ganan 11 veces más que los pobres y la pandemia hizo más ricos a los de siempre que, por lo demás aprovecharon la tragedia para robarse los recursos oficiales. Cómo sería de burda la maniobra que, hasta el presidente, un servil de los poderosos a quienes obedece sin chistar, los llamó “ratas de alcantarilla”, por robarse la comida para los niños y un poco después, el servicio de internet para las zonas más necesitados de Colombia.

Ahí se va entendiendo por qué el expresidente Uribe, dijo en el parlamento que prefería un guerrillero con camuflado en la montaña que discutiendo en el parlamento. Claro, si llegan al capitolio denuncian. Si se quedan en el monte el Estado gasta la plata en una guerra infecunda porque no es capaz de ganarla, pero sostiene el statu quo por el que deliran los poderosos. Gracias a esa bárbara e inútil confrontación que el gran Juan Manuel Santos tuvo el valor de terminar, y a la manipulación de la opinión porque todos los medios han estado a su favor, pudieron mantener en la impunidad los grandes crímenes que vale la pena recordar: Asesinato del gran Uribe Uribe, masacre de las bananeras, muerte de Jorge Eliécer Gaitán, 300 mil muertos de la Guerra Civil no declarada entre conservadores y liberales, robo electoral del 70, muerte de Pardo Leal, Lara Bonilla, Galán Sarmiento, Jaramillo Ossa, Pizarro y los 4 mil de la UP. Afortunadamente se aclaró la vileza contra Ernesto Samper por la cobarde eliminación de quien, después de darse el mea culpa, iba camino a la conformación de un gran movimiento que aglutinaría a los demócratas de Colombia, Álvaro Gómez Hurtado. Claro, me dirán que hay gene condenada y es cierto, pero nunca caen los autores intelectuales que son más valiosas para la justicia.

**A propósito de los bombardeos donde caen menores: todas las naciones tienen el derecho a defenderse de enemigos internos y externos. Pero el primer deber del Estado es brindar condiciones de vida digna para que los niños no se vean forzados al reclutamiento por criminales como las antiguas Farc, las disidencias, el ELN, los paras o por la necesidad de supervivencia. Y, eso no se está haciendo.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -