18.9 C
Pereira
martes, marzo 5, 2024

Parodiando

Es tendencia

- Advertisement -

Héctor Tabares Vásquez
Columnista
“Si ves una tortuga trepada en el poste de una cerca, ten la seguridad que recibió ayuda”. (1) Esta anotación, de deducción elemental, de Perogrullo, al ver al molusco en esa situación, no es otra a la de estar allí porque alguien la subió, es nada más y menos en lo acontecido a quien por alguna razón, pudo salir de un medio y lograr la posibilidad de ser algo en un colectivo completamente desigual e injusto. En una estructura socio económica y política, en la cual los medios de producción detentan determinado control monopolístico y las oportunidades de sobresalir corresponden precisamente a un auxilio o empujón, punto crucial en la obtención de un “puesto”.

Es el motivo para echar mano de la figura y darle rienda suelta a una gratitud enmarcada en todos aquellos poseedores de la amabilidad, de colaborar en trepar a la tortuga y ella alcanzar a llegar al lugar donde aterrizó, exactamente en atención a la suerte promovida y auspiciada en las personas a cuya subordinación o cercanía se estuvo. Es ineludible empezar en la parte familiar, uno de los puntales y principal origen de la existencia, en la máxima extensión. A renglón seguido, la formación, los valores y principios inculcados, la educación prodigada y en tal campo, maestros y profesores pletóricos de compromiso y posesos de la magia en enseñar y comprender las angustias del alumno, de su procedencia, sus ideales y ambiciones. Y qué decir de los innumerables impulsadores y generadores de las labores ejecutadas, sujetos cabeza de entidades o instituciones generosas en depositar en uno la confianza y la fe en un trabajo o en una cierta función individual o global. Siempre hubo un paraje de enlace, un conocedor de las precarias condiciones y la necesidad de un recurso y sobrevivir. Luego, el ejercicio mismo de la profesión y la noción de la importancia de la tarea, elementos incidentes en la consecución de los consabidos ascensos y el escalamiento de los peldaños en el afán de conquistar un sueño, de coronar el objetivo propuesto.

Es una verdad de apuño, un hecho incontrastable en la vida y recorrido del género humano, en especial en quienes no fue propiamente la inteligencia el factor preponderante en el sano practicar del oficio escogido, debiéndose ubicar, honesta y sinceramente, en un horizonte plagado de circunstancias inherentes a la calidad de considerarse obligatoriamente sometido a las leyes de la sociología, al imperativo de vivir en comunidad y a la dificultad de desligarse de la constante y positiva asistencia de un tercero, de un amigo, de un superior jerárquico, los sabedores o testigos de un modo de actuar y de comportarse en el ámbito y el círculo respectivo, propiciando la ocasión a la alusión del apunte en comento, a la indiscutible aparición de ese desconocido personaje responsable de encaramar el animalito y permitiera satisfactoriamente explicar el porqué de unos éxitos en el entorno.

También es viable entrelazar lo expuesto, con la tendencia a expresarse en términos demasiado prepotentes en el cometido de sostener a toda costa, el arribar a una posición de privilegio, obedeció simple y sencillamente a ellos, en la elocuente locución de “yo me hice solo”, desechando una mínima intervención de una mediación en los resultados y efectivas realizaciones. Encontrarse al acorazado reptil en el espacio mencionado, no pertenece realmente a otra fuente, descartando la iniciativa privada, a causa del peso e incapacidad mental de querer ingresar al sitio deseado. En lo personal, creo firmemente en la identificación hacia la relación glosada y al símil intentado de la pose del quelonio, y el devenir de una supervivencia colmada de favores y escasa de agradecimientos, de una memoria intencionalmente acomodada, al olvido y ajena al cumplimiento de numerosos reconocimientos. Es preferible una postura así y no la del lagarto, arrastrándose.
(1)COVEY, Stephen R., Grandeza para cada día. Grupo Nelson. 2006. Pág. 181

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -