13.3 C
Pereira
viernes, julio 19, 2024

Pandemia navideña

Es tendencia

- Advertisement -

Fabio Castaño Molina
Columnista

Si algún contagio no debemos evitar por estos días es el producido por la pandemia navideña.   Ese contagio que nos inunda de alegría, de optimismo de esperanza y tener una fe infinita de que cosas mejores llegarán a nuestra vida.  Esta pandemia es todo lo contrario a la del Covid19 que nos viene azotando sin piedad desde finales de 2019.

La navidad nos invita al reencuentro, no al confinamiento.  Nos invita a abrazarnos a besarnos y a buscar espacios que consoliden la unión familiar y de amistad, incluso en el trabajo a través de las novenas de aguinaldo o las fiestas de fin de año.  Es claro, y lo advierto, porque no quiero hacer apología a la irresponsabilidad de promover que nos contagiemos del mal que se originó en la China, que debemos actuar de manera muy responsable ante la circunstancias que aún vive el mundo por culpa de esta plaga que está reapareciendo  en Europa con mayor fuerza mediante una quinta, e incluso con variantes más agresivas y de rápida propagación con la ómicron, detectada en África y que hoy tiene en vilo a naciones como Estados Unidos, Brasil y Canadá con el reporte de algunos de sus habitantes  ya  contagiados con este flagelo. 

A gozarnos la pandemia navideña y a contagiarla a más no poder pero con suma responsabilidad lo que se traduce fundamentalmente en estar ya vacunados con la dosis completa, continuar con el uso riguroso del tapabocas, el lavado de manos y el distanciamiento con quienes no habitan nuestro entorno. Vacunas es lo que hay, pero falta que muchísima gente abandone la actitud de rechazo que tiene sobre las dosis a raíz de creencias religiosas o de otra índole. La ciencia apoyada en la tecnología ha demostrado que la mejor manera de lograr esa anhelada inmunidad de rebaño es mediante la vacuna y muestra de ello es la forma como se han reducido los contagios y por ende la muertes a causa de esta enfermedad. No podemos bajar la guardia y pensar en el interés general más que el particular, por eso considero que la exigencia del carné de vacunación en eventos y lugares de alta concentración,  es esencial para avanzar en esta tarea de blindarnos a todos de ser víctimas de este mortal virus.

Recuerden amigos lectores, el Covid-19 no se fue de vacaciones, está  más vivo que nunca. ¡A cuidarnos entonces con muchísima responsabilidad!   

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -