27.4 C
Pereira
lunes, septiembre 26, 2022

Oasis

Es tendencia

- Advertisement -

Gonzalo Gallo Columnista En 1910 el maravilloso pintor impresionista Augusto Renoir se ataba un pincel a la mano para poder pintar.   Dieciséis años antes había empezado a perder el control de sus articulaciones debido a una artritis reumática.   Pero el gran pintor nunca perdió la pasión por el arte y por la vida….

Contenido exclusivo para suscriptores

No te quedes sin la información completa Suscríbete desde $18.000

SUSCRíBETE

 
Artículo anteriorEn la curva perdió el control
Artículo siguienteUn reflejo peligroso

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -