18.7 C
Pereira
martes, marzo 5, 2024

Oasis

Es tendencia

- Advertisement -

Gonzalo Gallo
Columnista

Un avaro enterró su oro en su jardín y a veces lo desenterraba y lo contemplaba durante horas. Cierto día un ladrón desenterró el tesoro, se le llevó y, cuando el avaro fue a mirar su tesoro, sólo vio un agujero vacío. El hombre comenzó a lanzar alaridos de dolor y los vecinos vinieron a averiguar lo que había ocurrido.

Cuando se enteraron de todo uno de los vecinos preguntó:
– ¿Empleaba usted ese oro en algo?
– No, respondió el avaro. Lo único que hacía era contemplarlo todas las semanas.
– Bueno, entonces, por el mismo precio usted puede seguir viniendo a contemplar el agujero.

“Afanarse por la riqueza y no ser capaz de disfrutarla es como estar calvo y coleccionar peines”, según Anthony de Mello que también dice: “No es el dinero sino la capacidad de emplearlo bien lo que nos hace ricos o pobres”.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -