18.3 C
Pereira
sábado, junio 22, 2024

Nuevas preguntas sobre la actualización catastral

Es tendencia

- Advertisement -

James Fonseca Morales

Columnista

Las irregularidades y despropósitos que contienen los avalúos presentados por el Área Metropolitana Centro Occidente, AMCO, además de cólera entre los de los propietarios afectados en el municipio de Pereira y produce estupor entre quienes los queremos analizar.

Nos preguntamos y preguntamos: ¿Por qué contrataron la actualización con Catastro Bogotá, una entidad sin ninguna experiencia en censar catastralmente a una ciudad intermedia como Pereira, donde hay barrios de solo 20 casas incrustados en zonas de estrato diferente?

Y otra: ¿Qué explicación tiene que casas ubicadas en varios conjuntos del sector de Galicia, clasificadas en estrato 5 para el cobro de sus servicios públicos, aparezcan en la actualización catastral en estrato 10, que corresponde a la zona rural, que tiene tarifa mayor; cuando parte de la actualización era reclasificar los predios que siendo rurales estaban urbanizados?

¿Cómo es posible que, a un predio ganadero, que no está ubicado en zona de expansión y que no tiene otra construcción que una casa antigua de finca, le aparezca un incremento en su avalúo superior al 300%?  ¿Por qué a una oficina de 52 metros2, en un edificio antiguo, le incrementaron su avaluó de $77 a $218 millones?

¿Por qué una especie de pequeño invernadero, hecho con cuatro guaduas y cubierto con plástico, lo hacen aparecer como área construida?

La primera respuesta que se ocurre es que los rutilantes funcionarios de Catastro Bogotá poco se movieron de sus escritorios para hacer un trabajo por el que la ciudad pagó cerca de $13.000 millones.

Pero, las respuestas concretas se las debe dar el AMCO a la comunidad y ojalá, a los organismos de control, que deberían examinar su poco juicio al aceptar la actualización sin verificarla.

No solo hubo incuria en la recepción del trabajo. De acuerdo con el contenido de una demanda de nulidad presentada ante la justicia Contencioso-Administrativa, también la hubo en el incumplimiento de las normas vigentes que reglamentan la actualización catastral, ya que la Resolución que la puso en vigencia, en el municipio de Pereira, el 31 de diciembre de 2021, fue fundamentada en una norma expresamente derogada por el IGAC, máxima autoridad nacional en gestión catastral.  Norma que, paradójicamente, no se aplicó en la simultanea actualización de Santa Rosa de Cabal, elaborada también por Catastro Bogotá.

Así mismo, sería ilegal la falta de divulgación de la Resolución Metropolitana que aprobó los nuevos avalúos, puesto que el IGAC, en una Resolución de agosto de 2021, ordena su publicación.

Mientras el tiempo corre y las rectificaciones se hacen esperar, preguntamos: ¿Cuántos reclamos se quedarán sin atender cuando se venza el plazo para pagar las dos primeras cuotas del impuesto, que el Municipio fundió en una, para hablar de un aumento de plazos que realmente no existe?

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -