26.6 C
Pereira
viernes, marzo 1, 2024

No tener dobles calzadas, ni variantes, causas de los actuales trancones en la ciudad

Es tendencia

- Advertisement -

Jorge Eduardo Murillo

Columnista

Cuando los viajeros turistas o transportadores llegan al eje cafetero, se encuentran con un viacrucis vial en Pereira. Si vienen por autopista de Armenia hacia Manizales, les toca un martirio pasar desde punto 30 hasta Pereira por una vía demasiada lenta. Logran pasar el viaducto y que trancón pasar Dosquebradas, una vez salen de esos trancones vuelven a otra autopista pero ya en Caldas. Al revés es lo mismo, los caldenses disfrutan de sus buenas vías pero llegan a Pereira y otro martirio. Los que vienen de una superautopista del Valle llegan a Cerritos y los coge el trancón de la hora pico y si cogen la variante la Romelia-el Pollo, otro super trancón. Una capital del eje tiene que tener la infraestructura necesaria para generar calidad de vida y dar oportunidades de desarrollo económico. Si el pasado y presente no lo han permitido, entonces hay que comenzar ya a desarrollar los proyectos que corrijan esa debilidad. En la actualidad con las obras del Samán y los Colibríes, el gobernador Víctor Manuel Tamayo y el alcalde Carlos Maya, están dando una gran solución para el inmediato y el mediano plazo. Las obras del Samán nos darán dos nuevas dobles calzadas entre Romelia – El Pollo y entre Cerritos – La Virginia; además construirán vías entre Anserma, Cartago y conexión con el Manzano. Los Colibríes con seis carriles le darán amplitud hasta Cerritos eliminando el actual caos vehicular. No tener estas vías han llevado todo el tráfico hacia el Centro, la avenida Sur y la avenida del Ferrocarril más el Viaducto. Queda pendiente la construcción de un nuevo viaducto que sea variante para no entrar a Pereira y Dosquebradas sobre la Autopista del Café. Por lo anterior, sobra echarle la culpa a otros temas de movilidad, allí están las causas y las posibles soluciones entre otras que se podrían estudiar, pero es menester que pensemos en grande y de cara al futuro, no con un “enanismo mental “de algunos opinadores, dirigentes y políticos, que se dedican a criticar las verdaderas soluciones buscando el ahogado río arriba. Por eso estamos ahora en manos de los candidatos a las corporaciones en octubre de 2023; sino plantean soluciones de una gran metrópoli, como lo es Pereira, nos seguiremos quejando por otra década. Por último, se deben convocar a las fuerzas vivas y políticas para jalonar los recursos necesarios en el orden nacional. Sólo así podremos decir que somos “la capital del eje”.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -