22.6 C
Pereira
miércoles, abril 24, 2024

No sea basura con Colombia, vote

Es tendencia

Miscelánea

LA CASA ESTÁ DETERIORADA

- Advertisement -

Ernesto Zuluaga

Columnista

Estamos en un momento crucial para la democracia colombiana. En estas próximas elecciones votar no será solamente un deber sino una obligación en un momento de crisis excepcional. Nuestras instituciones están más desprestigiadas que nunca e igual sucede con el ejercicio de la política, la corrupción nos carcome hasta los tuétanos y el ambiente electoral se encuentra atomizado y polarizado. Tener más de 20 candidatos presidenciales es una clara demostración de la pobreza de liderazgo que tiene Colombia y del deterioro de sus partidos políticos. Hoy, más que nunca, es indispensable que todos salgamos a votar. No hay disculpa para no hacerlo el próximo 13 de marzo. Para los más escépticos hay una variada gama de nuevas alternativas electorales y quiero referirme en esta columna y de manera especial al tema de las elecciones de las cuatro curules para la Cámara de Representantes por el departamento de Risaralda.

En todas las listas de aspirantes de los diferentes partidos políticos hay candidatos extraordinarios, nuevos y conocedores de la realidad nacional. Es imposible por lo tanto afirmar que no existen buenas opciones. Voy a referirme a las que considero son las mejores alternativas en los diferentes partidos: En la lista de los verdes hay dos muy buenas postulaciones, Alejandro García, un muchacho joven muy comprometido con la renovación de la política colombiana y quien ya se probó electoralmente en la pasada contienda con un extraordinario voto de opinión y Diego Hoyos, otra cara nueva con propuestas sociales acordes a su militancia en un partido de izquierda. En el partido de la U está Juan Carlos Valencia; no tan joven, pero sí muy curtido en el ejercicio de la política y lleno de experiencia como quiera que estuvo cuatro años en el Congreso; alguien ajeno a investigaciones relacionadas con corrupción. En la lista de coalición del MIRA y Colombia Justa y Libre hay dos buenas opciones: Giovanni Londono, bien probado como diputado y concejal y Juliana Ospina una cara joven y fresca en la política de Risaralda. En el Partido Conservador Sigifredo Salazar representa una alternativa nueva para el Congreso con mucha experiencia en el sector público. En el partido liberal hay dos magníficas opciones de renovación y cambio: Fustel Manyoma y Anibal Hoyos, ambos con conocimiento de la cosa pública y airosos en el ejercicio de actividades de gobierno. En el Centro Democrático la mejor opción está en la cabeza de Gabriel Jaime Vallejo, quien cumplió su primer período en el Congreso escribiendo con huella indeleble su claro compromiso con este departamento y con prácticas plausibles que son ejemplo de renovación. En la lista del Partido Dignidad, que lidera en Colombia Jorge Robledo, está la opción de Diego Luis López, otro gran profesional interesado en renovar la política y en luchar contra la corrupción que desangra a los colombianos.

¿Que no hay por quién votar? ¡Mamola! Son muchas las alternativas que se ofrecen para todos los gustos. Tenemos candidatos de derecha, de centro y de izquierda, algunos jóvenes y otros «maduros», muchos hombres y algunas mujeres y lo mejor, la mayoría nuevos. No esperemos a estar acorralados, vernos en una situación lamentable como la que viven los ucranianos, a que una dictadura aparezca para resolver nuestros problemas. No. Salgamos a votar. El país necesita renovar el Congreso de la República, la más desprestigiada de las instituciones. Ya escogí mis preferidos, ¿y usted?.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -