19.4 C
Pereira
sábado, junio 15, 2024

Niñez, violencia, olvido y dolor

Es tendencia

- Advertisement -

Gonzalo H. Vallejo A.

Columnista

En los últimos 30 años han muerto 2 millones de niños en diversos conflictos bélicos en el mundo. Las cifras son espeluznantes: 6 millones de heridos; 10 millones con traumas psicológicos y 22 millones desplazados. Son 300 mil niños–soldados los que han sido reclutados en 85 países y participan en conflictos abiertos en 30 naciones. Según Unicef, 15 millones de infantes se encuentran atrapados en múltiples conflictos alrededor del mundo: República Centro-africana, el Congo, Nigeria, Sudán, Somalia, Guinea, Liberia, Sierra Leona, Yemen, Pakistán, Siria, Irak, Afganistán, Palestina y Colombia, entre otros. En varias entregas de su “Informe Global”, La UNESCO demuestra que los presupuestos gastados en cruentos y absurdos conflictos armados (más de 35 guerras civiles en los últimos 10 años), “roban” la posibilidad de educar a 28 millones de niños en todo el mundo.

Sólo en el continente africano, hoy día combaten 150.000 niños. Colombia es el 4º país del mundo después de Birmania, Liberia y Congo con el mayor número de niños combatientes y el 3º en desplazamiento forzado después de Sudán y Somalia. La Unidad para la Atención y Reparación Integral de Víctimas registra en nuestro país 6.5 millones de desplazados de los cuales el 45% son niños (cifra cercana a los 3 millones). De todos ellos, alrededor de 500.000 tienen entre 0 y 5 años. 15.000 niños forman parte del actual conflicto armado en Colombia. Según la Unicef, El 80% de los infantes reclutados pertenecen a grupos guerrilleros y paramilitares. 1 de cada 4 combatientes irregulares en Colombia es menor de 18 años. La edad promedio de estos niños es de 13 años. Chicos de 7 años han sido vinculados al conflicto armado. Pero estos no son casos sólo de ahora.

En la “Guerra de los Mil Días”, de los 150 mil milicianos muertos en dicha contienda (la batalla de Palonegro lo ejemplifica patéticamente), más de la tercera parte de ellos eran niños. El Protocolo II de los Convenios de Ginebra (1949) y el artículo 38 de la Convención de los Derechos del Niño (1989), prohíben el reclutamiento de menores de 15 años con fines militares. La Ley 12 de 1991 ratificó dicho acuerdo donde se prescribe, además, que es responsabilidad de los Estados miembros, adoptar medidas para promover la recuperación bio–psico–social de todo niño (a) que haya sido víctima del conflicto bélico. El Estatuto de la Corte Penal Internacional (2002) advierte que reclutar o utilizar menores en conflictos armados, se considera un crimen de guerra. La Ley 1098 de 2006 (“Código de Infancia y Adolescencia”), prohíbe la participación de menores en conflictos armados.

La Ley 724 de 2001 institucionaliza el último sábado del mes de abril como el “Día de la Niñez y la Recreación”, Esta sociedad indolente y criminalmente cómplice olvida que en Colombia siguen muriendo de violencia, hambre y miseria, muchos niños emberas, yupkas, kogis, arhuacos, awa, nukac makú y afrocolombianos; ignora que existen 2.500.000 niños realizando el trabajo de adultos; 30.000 de ellos están en la indigencia, 35.000 en la prostitución y 20.000 en la delincuencia. Hasta diciembre 6 de 2022 se registraban 25.585 delitos contra menores de edad (13.879 actos de abuso sexual, 3,828 casos de violencia intrafamiliar y 1,477 de lesiones personales). Cuando le preguntaron a un chico por sus padres, con una áspera simplicidad esto les contestó: “Yo soy hijo de la violencia”. Un grafiti pintado en una sucia pared callejera lo dice todo: “Prohibido ser niño”. 

gonzalohugova@hotmail.com

Artículo anterior
Artículo siguiente

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -