19.4 C
Pereira
jueves, mayo 23, 2024

Ni los taxis, ni las plataformas son suficientes

Es tendencia

- Advertisement -

Adriana Vallejo

Columnista

En el mercado cuando existe la demanda de un bien o servicio insatisfecha aparece una nueva oferta que pueda cumplir con las condiciones de calidad y precio que esperan los usuarios. En muchos países el servicio transporte en carros particulares, prestado a través de los taxis, fue perdiendo capacidad para atender la demanda de servicio hacía unos lugares o en determinadas horas del día, como ocurre en las horas pico o cuando llueve, lo cual es bastante frecuente.

Se volvió una práctica común de los taxistas preguntar, a quienes les levantan su mano en la calle, el lugar del destino, dependiendo de la respuesta, el ciudadano puede abordar el carro, de lo contrario, debe seguir insistiendo o empezar a preguntarle al taxista a donde le sirve llevarlo para poder salir del lugar donde se encuentra.

Gracias al desarrollo tecnológico surgieron varias plataformas que le ofrecen al ciudadano una alternativa de transporte adicional y necesaria al servicio del taxi. No obstante, en varias ciudades del país, incluyendo Pereira y Dosquebradas, en las horas de mayor demanda la gente, en algunas ocasiones, no encuentra disponible, ni el servicio de taxi ni el de las plataformas.

Esta semana con motivo del paro promovido por gran parte de los taxistas en todo el país, se escucharon diferentes voces, algunas defendiendo la opción de las plataformas o el derecho a trabajar de todos y otras se solidarizaron con el gremio de los taxistas porque no están compitiendo en igualdad de condiciones que los propietarios de los negocios de las plataformas.

Todos tienen en parte razón, sin embargo, en lo que debe concentrarse el gobierno es en buscar un mecanismo que permita atender adecuadamente la necesidad del servicio de transporte en vehículos privados, que actualmente no se satisface completamente con los dos servicios en funcionamiento.

Las políticas de movilidad priorizan el transporte público, sin embargo, deben considerar todas las necesidades del individuo que necesita desplazarse y las condiciones y capacidades del servicio público, es decir, se requiere un abordaje integral.

Un proyecto de ley de esta naturaleza es un gran reto que debe partir de reconocer la necesidad de abrir el mercado de los cupos de taxis, la dimensión del negocio informal de las plataformas, la regulación de la calidad y de la oportunidad de los servicios y la necesidad de invertir más en sistemas de transporte sostenibles.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -