19.2 C
Pereira
viernes, junio 14, 2024

Mujeres que follan

Es tendencia

“DESATANDO,

PEREIRA TIENE PAPÁ

- Advertisement -

Por: Iván Tabares Marín

El libro que da título a esta nota fue escrito Adaia Teruel (1978), nacida en Barcelona, España. La autora fue entrevistada por Lucía Tolosa, perteneciente a una organización llamada Ethic que se dedica a analizar las últimas tendencias globales en una perspectiva humanista y liberal. La entrevista fue publicada por el periódico El Tiempo en su edición del 19 de mayo.

Aunque esa introducción deja muchas preguntas en el aire, haré un breve comentario a la entrevista para aportar algunos elementos que oculta o desconoce. Una clave para entender el libro y la entrevista puede ser esta: dice Adaia que “hay muchos libros de antropólogas y sexólogas, pero siempre desde una vertiente muy teórica. A mí me interesa hablar con chicas normales, como las que me puedo encontrar en el pasillo”. 

Nos encontramos, pues, con una dama sin preparación académica, como muchas otras escritoras actuales, que tiene su propia experiencia como referencia para sus libros y comentarios en redes sociales. Un título vulgar o escandaloso para el libro es una buena idea para lograr buenas ventas que, en último término, es su intención. No se imagina el daño que un discurso mal fundamentado puede causar en un lector más ignorante que ella en este campo de la sexualidad. El libro es el comentario sobre cien entrevistas con mujeres “normales” entre los 40 y los 50 años, comentario que carece de valor científico o universal. No es un libro serio.

Debo reconocer mi sesgo con los libros que llegan de España porque mi experiencia ha sido muy negativa en el campo de la filosofía, la historia y la educación sexual, y más si vienen de la libertina Barcelona. No hay en la entrevista referencia alguna a la modernidad, al desastre cultural causado por las redes sociales”, al posmodernismo o a la discusión que se dio en Europa sobre el psicoanálisis y que concluyó en la teoría Queer o enfoque de género.

“Las mujeres buscan a un hombre que todavía no existe”. Esa frase es el titulo de la entrevista. Como si las mujeres o los hombres actuaran por su propia iniciativa y no por los condicionantes de la época, su situación económica, su familia, la tecnología y su religión. Los antropólogos y sexólogos que Adaia desprecia fueron determinantes, con los neurólogos, para concluir que el sujeto no existe. La relación abierta y “maravillosa” que ella mantiene con su pareja no es la norma para las mujeres musulmanas, católicas o de cualquier otra religión; para las pobres o aquellas nacidas en una familia disfuncional, con conflictos de identidad de género o maltratadas por un varón.

Tampoco Adaia considera las implicaciones políticas de su libro. El problema de la identidad de género ha dividido el mundo desde cuando la izquierda decidió utilizar el enfoque de género como estrategia para destruir la organización familiar y poner en peligro la subsistencia de la especie. Ante este hecho trascendental cualquier charlatán de las redes sociales se convierte en un irresponsable.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -