13.3 C
Pereira
viernes, julio 19, 2024

Mujeres en primera línea

Es tendencia

- Advertisement -

Hugo López Martínez

Columnista

Nos impresiona esa paciencia de sentar a un niño para recibir la primera vacuna de su vida. Nos conmueve el grupo de enfermeras palpándole el brazo  de la persona mayor hasta punzar el sitio exacto de la vena azul. Nos convierte así en un viajero a nuestra tierna edad cuando eran ellas las dedicadas a cuidar el resfrío, fiebre y escalofrío; heridas y moretones después de una caída de bicicleta y de los coágulos en el empeine en la misma tarde de un final de recocha de barrios contra barrios.

Todo esto mientras la intensidad del contagio nos acompaña por todos los continentes del mundo. A un ritmo del zigzag de las mañanas de lluvias y tarde de sol y al día siguiente calor en el día y frío en la tarde, ellas están ahí, al tanto de la cantidad de gente atornillada a sus sillas, afirmadas en su mundo interior y misión ecuménica, salvar a la humanidad de lo males de la vida, hoy el virus, ayer el polio, ayer sin un celular a mano, hoy depresivos por el confinamiento.

 Los hombres también tienen sus propias agendas. De ellos dependen la estabilidad del orden. Vigilan el cumplimiento de los protocolos de bioseguridad. Los encontramos en los bancos, centros comerciales, en la puerta de los ascensores, en la fila del estadio Hernán Ramirez Villegas, en la portería de la clínica del cáncer, en el área de visita familiar en el hospital San Jorge, en cualquiera de los autos de las cooperativas de taxis, desde distintos accesos a la UTP, (ejemplo de eficiencia, orden, puntualidad, gratitud para todos ellos).

Por esta época del año estábamos pensando en las reparaciónes ocasionados por disturbios de los jóvenes en sus reclamos por mejores oportunidades laborales y conexiones para masificar la educación virtual.

En las últimas semanas, los Medios han dedicado  sus espacios a declaraciones y encuestas sobre el clima político a nueve meses de las próximas elecciones.Entretando, mujeres y hombres consagrados al cuidado de la salud de la ciudadanía, sufren en sus trabajos  y humanidades, el capricho y transtorno del clima, marginados y ocultos por las nubosidades del tiempo.

¿Cuántas Colombia coexisten en la soberanía nacional?. ¿Cuántas versiones se escriben, se escuchan y se discuten sobre cómo será el país pospandemia?¿Somos un compilado de emociones, cívicos y solidarios a veces, desmemoriados para el perdón, otras veces?

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -