13.5 C
Pereira
miércoles, julio 24, 2024

Medicina para sanar el alma colectiva

Es tendencia

- Advertisement -

Uriel Escobar Barrios

Columnista

El sufrimiento psicológico y emocional de un individuo repercute en el sistema familiar al cual pertenece y, también, en toda la sociedad. En los últimos años, la investigación científica se ha preocupado cada vez más por aspectos considerados “impensables” en círculos académicos y ambientes universitarios. Me refiero lo concerniente al mundo interior del individuo con todas sus vicisitudes, que lo llevan a tener un determinado estilo de vida que lo conduce a la enfermedad o a la conservación de la salud. Las disciplinas del conocimiento que han permitido este nuevo enfoque, con un abordaje más integral u holístico, tienen que ver con áreas tan disímiles como la mecánica cuántica, una rama de la física moderna que estudia el comportamiento de lo que no es visible al ojo humano, pero que es parte de la materia que conforma a todos los objetos tangibles, como sucede con el núcleo atómico, las moléculas, la teoría de los campos y de las ondas, que pueden ser explicados a través de fórmulas matemáticas rigurosas.

El estudio de la relación entre los sistemas orgánicos y su interacción con los sentimientos, las emociones y las cogniciones, han dado como resultado el surgimiento de nuevas áreas del conocimiento, como es la medicina mente cuerpo o la psiconeuroinmunoendocrinología. Asimismo, se han destacado los aportes de disciplinas como la antropología, la sociología y la paleontología, las cuales han contribuido para que en este momento tengamos un conocimiento más objetivo de la parte física, emocional, racional y espiritual del ser humano. Es cada vez más evidente, entonces, que el individuo no es un ser aislado, sino que se encuentra influenciado por todo lo que sucede en su entorno. Sirva como ejemplo una publicación de la revista médica The Lancet, donde se tuvieron en cuenta estudios poblacionales de 204 países, en los cuales se indagó sobre el efecto que ha tenido la pandemia en la salud mental de las personas, manifestado, especialmente, en dos tipos de trastornos: los de tipo depresivo y los de ansiedad.

Se encontró que en 2020, en comparación con 2019, hubo un incremento de 53. 2 millones de diagnósticos de depresión y de 76.2 millones de trastornos ansiosos, y que en ambas patologías las mujeres estuvieron más afectadas que los hombres: 68.3% en el primer caso y 65.8% en el segundo. Cabe señalar que durante ese mismo periodo, en Colombia se presentó un aumento significativo en los casos de suicidio. La pandemia ha tenido un gran impacto, ha causado mucho sufrimiento en el alma colectiva, y la mejor medicina para combatir estas alteraciones está basada en el amor, la solidaridad, la compasión y un profundo respeto y consideración por la dignidad del ser humano.

www.urielescobar.com.co

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -