13.5 C
Pereira
miércoles, julio 24, 2024

MALTRATO ANIMAL

Es tendencia

- Advertisement -

Por: Neverg Londoño Arias

La vida apareció sobre la tierra como una de las más altas expresiones de la materia: un complejo y organizado universo de átomos y moléculas, la partícula “chon”: bioelementos de carbono, hidrógeno, oxígeno y nitrógeno; seres vivos que se comunican,  intercambian materia y energía con el ambiente en atención a sus funciones básicas de nutrición, relación, funciones orgánicas y reproducción.  Los animales son sensibles,  poseen movimiento, se alimentan de otros seres vivos; los vegetales producen su propio alimento y carecen de movimiento. Los fungi son hongos como las setas y la levadura; y los protoctistas y moneras, organismos unicelulares.

Los animales han acompañado al ser humano en su vida sobre la tierra gracias a que poseen movimiento y son utilizados para la mayor parte de actividades que desarrolla: rituales, trabajo, recreación, compañía, alimentación y abrigo. En algunos lugares del mundo se les reverencia y en otros, gracias a la domesticación que hace propicia una relación más cercana, se facilita el abuso de esa entrega sin condiciones por medio de patológicos procesos de humanización, restricciones para el movimiento y el desarrollo de su vida animal, jaulas, reproducción comercial, maltrato, tortura y abandono.  La actitud humana frente a la necesidad de hacer útil un ser vivo para su beneficio económico o emocional siempre es igual: minimizar, subvalorar, estigmatizar, desensibilizar y quitarle el alma. En esta forma se puede ser bueno o malo, peligroso o inofensivo, salvaje o doméstico, ofensivo o defensivo.

El abuso contra los animales ha sido una constante en todos los tiempos. El dominio que se ejerce sobre ellos los habilita, por medio de un tortuoso entrenamiento causante de estrés y dolor, como protagonistas de espectáculos para humanos: pelea a muerte animal – animal; humano – animal; espectáculo de circo, las imitaciones, las carreras; el trabajo de carga y arrastre; detectores de estupefacientes y explosivos, la digestión como parte del procesamiento de un café de alto costo y el retiro de lana, pelo y plumas en animales vivos.

Subsisten corridas y hostigamiento de toros y osos, peleas de gallos, peleas de perros, carreras de perros y caballos y la tortura de animales antes de ser sacrificados para el consumo. Hacinamiento y condiciones poco higiénicas en su hábitat, mutilaciones, subalimentación y el abandono.

El pasado 28 de Mayo de 2024, el Congreso de Colombia “aprobó la prohibición de las corridas de toros en todo el país”. Algunos “consideran el toreo una “tradición” y otros “lo califican de maltrato animal”.

 

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -