18.3 C
Pereira
sábado, junio 22, 2024

©malos negocios

Es tendencia

- Advertisement -

Alfonso Gutiérrez Millán

Columnista

En 1990 la obsesión del Gobierno de liquidar el Instituto de Seguros Sociales (ISS) lo dejó con la responsabilidad de las pensiones del sector privado y se desestimuló la entrada de nuevos cotizantes, cuyos aportes financiarían el pago de dichas pensiones. 

Los fondos privados de pensiones iniciaron actividades en 1993 como resultado de la Ley 100, y compiten con Colpensiones —Empresa Comercial del Estado creada en 2012 como reemplazo del ISS— por los aportes de la población trabajadora colombiana. Pero el desequilibrio es evidente, de acuerdo con la Superfinanciera: en noviembre de 2016 de 8’413.491 de cotizantes a pensiones, 72,8% lo hacía en los privados (AFP) y 27,2% en Colpensiones. En cuanto a los pensionados, las AFP tenía  8,1% y Colpensiones 91,9%, de 1’351.336 pensionados. 

Los fondos privados contaban con $187,9 billones en noviembre de 2016 (23,4% del PIB y 83,7% del presupuesto nacional para 2017), los cuales estaban concentrados en más de 80% en Porvenir, de Sarmiento Angulo, y Protección, del Grupo Antioqueño. Aquí empieza el pésimo negocio: ¿este nuevo sistema cumple con lo prometido frente a su tasa de reemplazo (porcentaje que recibe el trabajador con respecto al último salario) y los colombianos tienen aseguradas sus pensiones de manera que no tengamos un ejército de ancianos que cotizan menos y viven más? ¿Cómo financia el Gobierno el pago de los pensionados? Vendiéndoles TES y pagándoles intereses a los fondos privados donde siempre llegan nuevos cotizantes. Entonces ¿Quién hizo el mejor negocio de esta historia? Mientras tanto, el Estado hizo un pésimo negocio. Trasladó el ahorro a los privados para luego ir a pedirles prestado, con intereses. Hoy el 33,2 % de los fondos está prestada en TES, un déficit de $ 87,8 billones del cual nadie habla.

El Estado ha tratado de frenar las pensiones excesivas —congresistas y jueces, la minoría muy subsidiada— pues los pensionados  de Colpensiones recibe en promedio 1,8 salarios mínimos, con subsidios menos costosos; mientras los fondos privados empezaron a pagar pensiones con una tasa de reemplazo no superior a 30%, ( en Chile es el 28%); por ello, muchos regresan a Colpensiones, aunque la cobertura total de ese  sistema continúe siendo grandísima.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -