18.1 C
Pereira
martes, junio 18, 2024

Luis Fernando Gaviria y Tato Sanín

Es tendencia

EL FIN DEL ORDEN LIBERAL

PENSIONES

Falsas dicotomías

- Advertisement -

Alvaro Rodríguez H.

Columnista

Meritorio y merecidos los reconocimientos hechos a Luis Fernando Gaviria Trujillo, rector de la UTP y a Gustavo Alberto Sanín Alarcón, – su éxito, lo respaldan 42 años de éxitos – tremendo narrador de fútbol y mejores personas. Ambos pereiranos y meritorios.

Son dos campos diversos, en los cuáles, han sido exitosos y en los cuáles, los Periodistas del Risaralda -PRI- elevaron con sus máximas preseas.

Son referentes en espacios diversos del acontecer de Risaralda y Colombia: Educación y Medios de Comunicación. En directo y sin barrera. Son soñadores exitosos.

Gustavo Alberto Sanint va para el noveno mundial de fútbol y con su relato ha llegado a grandes audiencias radiales y es llamado la Voz de oro de la narración colombiana. Caracol Radio tiene en él, un ícono permanente en el mundo.

El doctor Luis Fernando, ha irrumpido desde distintos escenarios: el último de los cuáles es como rector de la Universidad Tecnológica de Pereira, donde los doctores Luis Enrique Arango Jiménez y Juan Guillermo Ángel, colocaron la vara alta. Nadie podrá hacerles un reproche por sus rectorías.

Pero el doctor Gaviria, merece punto aparte. Sus tareas en lo académico y en la forma como han avanzado en el desarrollo de infraestructura del claustro, han llenado de esperanza la voluntad educativa o académica.

No son simple cemento, hierro y ladrillo, sino mejores condiciones para enseñar, para la gente, para el estudiante y los propios docentes.

Hay otras tareas académicas que han encumbrado entre las mejores del país a la UTP. Risaralda tiene 16 universidades y la Tecnológica es orgullo por donde se le mire. Tiene un enorme potencial de profesionales de calidad, reconocido en diferentes esferas académicas, que trasciende fronteras.

Una cosa es mirar el registro académico alto, los doctores que se están formando, las grandes competencias acreditadas y el alto voltaje académico acumulado. La UTP no se detiene. Avanza en medio de la incertidumbre y de los estallidos humanos que son los propios de una sociedad en evolución.

Para Gustavo y Luis Fernando, muchos éxitos más.

Para el PRI, agradecimientos especiales por reconocer el talento propio. Quienes hacen subir el brillo de una sociedad desde instituciones diversas.

La UTP ha crecido para el desarrollo, la ciencia y la tecnología y el relato único de Gustavo, han impregnado de emociones diversas la región. Son símbolos de tesón y ciudad.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -