19.7 C
Pereira
jueves, febrero 22, 2024

Los jóvenes y su “lenguaje”

Es tendencia

UTOPIAS

- Advertisement -

Las distintas generaciones como la ‘Baby Boomers’, ‘Millenials’, ‘Zetas’, entre otras, marcadas por hechos históricos particulares, muestran claras diferencias entre sí, en muchos sentidos, como la forma de afrontar la vida, de relacionarse, la vestimenta, música, costumbres, sentimientos, y en particular, la manera de expresarse.

Cuando somos jóvenes, tenemos una actitud de innovación en el lenguaje que usamos. Adoptamos términos extranjeros, inventamos otros o les atribuimos nuevos significados a las palabras viejas para hacerlas sentir más jóvenes y revestirnos de moda o rebeldía. Por ejemplo, spoilear es uno de los términos que emplean los jóvenes y que significa revelar sucesos de una obra televisiva o cinematográfica a quien no la ha visto. 

Muchas expresiones quedan fijadas al argot de una generación en concreto. Las principales variedades lingüísticas que emplean los jóvenes son dos: la jerga propia, que surge entre iguales, en situaciones de comunicación no formales y, sobre todo, orales; y la lengua estándar, que los jóvenes utilizan para comunicarse con quienes no son sus pares. Las nuevas generaciones toman distancia de los adultos y marcan su autonomía con un lenguaje propio.

La jerga de los jóvenes es propia de la edad y no de la cultura, porque estos abandonan su lenguaje característico a medida que maduran. La mayor parte de los adultos deja atrás el lenguaje juvenil cuando tienen una vida estable. Un ejemplo muy claro es que los adultos no se plantean hacer una simpa, es decir, irse sin pagar de un restaurante.

“La lengua es un sistema cultural dinámico”, comenta el profesor Andrés Torres. “Es decir que siempre está cambiando. Por eso han nacido las nuevas palabras que se están incorporando al habla. Pero, así como han aparecido nuevos términos, también han desaparecido otros. Por ejemplo, la palabra ‘telegrafiar’ ya casi no se utiliza porque el aparato para el cual se usaba, el telégrafo, se volvió obsoleto”.

El lenguaje que emplean las jóvenes generaciones comenzó a originarse con la aparición de las nuevas tecnologías, por allá en el comienzo de los años noventa, hace más de treinta años, permeando notoriamente su lenguaje y no solo al hablar, sino también al escribir. 

Así como nuestros padres y abuelos intentaron asimilar el cambio cuando los jóvenes éramos nosotros, hoy debemos asimilarlo nosotros, cuando los jóvenes son nuestros hijos, nietos y sobrinos. No hay que juzgarlos ni regañarlos. Son los cambios que impone un mundo que se rige por la dialéctica, estemos de acuerdo o en desacuerdo.

*Universidad Cooperativa de Colombia

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -