23.2 C
Pereira
domingo, mayo 26, 2024

Los instrumentos de gestión y financiación hacen realidad las obras

Es tendencia

- Advertisement -

Víctor Baza Tafur

En el marco del constante desafío de promover el crecimiento y la sostenibilidad de nuestras ciudades, es imperativo dirigir nuestra atención hacia herramientas fundamentales que la ley pone a nuestra disposición. Entre ellas, destacan la Plusvalía y la Valorización como instrumentos clave para impulsar el desarrollo urbano de manera equitativa y sostenible.

La Plusvalía, como su nombre lo sugiere, refiere al aumento de valor de los terrenos y propiedades debido a diversas acciones, tales como mejoras en la infraestructura, inversiones públicas, o cambios en la normativa urbanística. Este incremento en el valor del suelo no solo refleja el progreso de una ciudad, sino que también representa una oportunidad para reinvertir en la misma comunidad que lo ha generado.

Por otro lado, la Valorización es un mecanismo que permite garantizar que aquellos que se benefician de mejoras urbanísticas compartan los costos de dichas mejoras, promoviendo así una distribución equitativa de los beneficios y las cargas asociadas al desarrollo urbano.

Es crucial que los líderes municipales, aprovechen plenamente estas herramientas, no solo para financiar proyectos de infraestructura vital, sino también para promover la equidad en nuestras comunidades. Al implementar políticas transparentes y justas en torno a la plusvalía y la valorización, podemos generar confianza entre nuestros ciudadanos, demostrando que el crecimiento urbano se realiza de manera responsable y con la participación activa de todos los sectores de la sociedad. Las alcaldías deben generan estrategias como impuestos por obras lo que permita generar un mejor tejido urbano y mejores espacios públicos

Algunos de los beneficios tangibles que el uso adecuado de la Plusvalía y la Valorización puede traer a nuestras ciudades incluyen:

Mejora de la infraestructura: Con fondos generados a través de estos instrumentos, podemos financiar proyectos clave como la construcción de calles, parques, sistemas de transporte público y servicios básicos, mejorando así la calidad de vida de nuestros ciudadanos.

Desarrollo urbano planificado: Al incentivar la inversión en áreas específicas a través de la Plusvalía y la Valorización, podemos dirigir el crecimiento urbano de manera más estratégica y sostenible, evitando la expansión descontrolada y promoviendo la revitalización de áreas subutilizadas.

Equidad y justicia: Al compartir los costos y beneficios del desarrollo urbano de manera equitativa, podemos garantizar que todos los sectores de la sociedad se vean favorecidos y que nadie sea dejado atrás en el proceso de transformación de la ciudad.

Generación de empleo y actividad económica: La mejora de la infraestructura y el desarrollo urbano planificado pueden estimular la actividad económica local y crear oportunidades de empleo, contribuyendo así al crecimiento económico y al bienestar general de la comunidad.

Al utilizar de manera efectiva la Plusvalía y la Valorización, no solo podemos financiar proyectos vitales de infraestructura, sino también fortalecer la confianza de nuestros ciudadanos en la capacidad de sus gobiernos locales para promover un futuro próspero y justo para todos.

 

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -