21 C
Pereira
domingo, marzo 3, 2024

LOS 25 AÑOS DEL TERREMOTO

Es tendencia

- Advertisement -

Hoy jueves hace 25 años a la 1.19 minutos de la tarde el Eje Cafetero y buena parte del centro-occidente del país se vio estremecido por un terremoto sin precedentes en la historia de esta parte del mundo.   Cerca de mil cien ciudadanos perdieron la vida, no menos de 3 mil resultaron heridos y miles de familias perdieron sus casas de habitación por efecto de ese sacudón que tuvo una intensidad de 6.2 en la escala de Richter, una profundidad de 17 kilómetros y como epicentro al municipio quindiano de Córdoba. No hace menos de una semana, otro fuerte temblor con epicentro en Ansermanuevo -Valle, nos trajo a la memoria esta tragedia y nos permitió corroborar lo débiles que seguimos siendo ante los inesperados embates de la naturaleza que con su furia nos puede, en cuestión de segundos, borrar del planeta. Es claro que esta zona andina tiene un alto riesgo sísmico debido a la triple unión que ocurre en la esquina de Sudamérica donde las placas de Nazca y Placa del Caribe convergen entre ellas, señalan los expertos.  La ocurrencia hace una semana del fenómeno telúrico y la conmemoración que hacemos hoy de esa tragedia que marcó para siempre la vida de quienes tuvimos la oportunidad de vivirla, nos debe llevar a pensar en todas las esferas de la sociedad, desde el gobierno, la academia y el propio seno familiar, si en realidad estamos preparados para afrontar un fenómeno sísmico de grandes proporciones como el registrado en 1999.  No cabe duda que en los últimos años, Colombia viene aumentando sus esfuerzos para dar una rápida respuesta ante un fenómeno natural. Los esfuerzos de planificación, coordinación y comunicación recaen tanto en el Servicio Geológico Colombiano como en la Unidad para la Gestión de Riesgo de Desastres que ha generado toda la reglamentación para el uso de suelo, algo importante que no se tenía y que tiene que ver con la construcción de infraestructura tanto urbana como rural, eso marca una pauta fundamental. Los especialistas recomiendan antes de que ocurra un evento sísmico de grandes magnitudes y poca profundidad, conocer si la infraestructura que habitan (casa, oficina) son antisísmicas, es decir, que no se vayan a caer ante un movimiento de estos. Durante el evento las indicaciones son agacharse, cubrirse o agarrarse de algo firme. No intente correr para salir de su casa o de su oficina, porque le pueden caer objetos. Luego de que pase el sismo, las personas deben buscar la salida a un lugar seguro, abierto. Científicamente se ha evidenciado que después de un gran terremoto se esperan réplicas, por lo que regresar inmediatamente al edificio sin confirmar que está en buenas condiciones, no es recomendable. Recuerde que los sismos no se pueden predecir y no están relacionados con fenómenos climáticos. Por eso, lo más importante es educarse y saber responder sobre qué hacer al momento de un terremoto de mayores proporciones.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -