23.3 C
Pereira
lunes, mayo 27, 2024

López, García, Crosthwaite y Churchill

Es tendencia

PENSANDO EN VOZ ALTA

La Vorágine

- Advertisement -

Julián Cárdenas Correa
Columnista

No voy a atribuirle a los tinteaderos el señalamiento de que los candidatos a la alcaldía de Pereira, Salazar y Maya, representan las maquinarias, la vieja manera de hacer política con todos los vejámenes que ello representa. Y digo que no debemos atribuirle el señalamiento a esos espacios informales, porque son ellos mismos, los dos candidatos, quienes públicamente en muchos espacios se refriegan entre sí esa realidad.

Ahora, porque conozco muy bien a algunos y medianamente a otros, puedo aseverar que Adriana López, Alejandro García y Carlos Crosthwaite, representan exactamente lo opuesto a lo que tanta repulsa nos genera.

Buscar una alianza entre los tres podría ser una quimera, una verdadera utopía. Y es obvio pensar que es un imposible que el Centro Democrático, que el Partido Verde y el Polo Democrático, puedan encontrar convergencias que les permitan anteponer los principios y el bienestar general, ante las directrices de dichos partidos.

Conocer el proyecto propuesto por el Representante Alvaro Hernán Prada para que las decisiones de la Corte Constitucional puedan modificarse vía referendo, por ejemplo; aleja hacia los extremos, cualquier probabilidad de hallar puntos comunes entre esos tres partidos. Pero…
A pesar de lo utópico y dado que también lo fue un Aeropuerto municipal y no nacional, o un hospital hecho a punta de recaudaciones y reinados, o una villa olímpica hecha entre todos o el más reciente centro de convenciones y el primer ladrillo; creo que puede haber una mínima luz de esperanza y para ello vino a mi mente el recuerdo de estas palabras de Winston Churchill; pronunciadas en su antigua escuela en 1941, uno de los periodos más difíciles para Inglaterra: “Esta es la lección: no cedáis nunca, no cedáis nunca, nunca, nunca, nunca, ante nada, grande, pequeño o insignificante, nunca cedáis; excepto en cuestiones de convicciones de honor y sentido común. Nunca cedáis a la fuerza, nunca cedáis al poder aparentemente incontenible del enemigo”.

Es probable que las campañas de López, García y Crosthwaite sufran un atisbo de disonancia cognitiva y como lo señaló el sicólogo León Festinger en su trabajo de disonancia cognitiva: “Cuando nos enfrentamos a pruebas que desafían nuestras creencias más arraigadas es más probable que redefinamos las pruebas que nuestras creencias”. Está bien el optimismo, pero debemos aterrizar las expectativas de las tres campañas por separado. Una muestra de altivez, de superioridad, de pereiranidad ante los desafíos más elevados, sería que lograran estos tres candidatos algunos puntos de convergencia unidos por la transparencia, la determinación de una Pereira que construye su futuro sobre la honestidad, la verticalidad y los principios.

Ese sería un mensaje muy contundente no sólo para el electorado pereirano, sino para el país, pues anteponer los cálculos políticos y sacrificar algunas convicciones, en pro de un bien más general, dejaría al resto del país ante una lección de lecciones.
Como Churchill, ¿cuáles son las convicciones de honor y de sentido común sobre las que los tres candidatos y partidos, en Pereira, pueden ceder? ¿Y cuál la fuerza, el poder aparentemente incontenible del enemigo al que deben plantarse juntos como ciudadanos de bien?

Artículo anterior
Artículo siguiente

Para estar informado

- Advertisement -

1 COMENTARIO

  1. PEREIRA INGRATA CON QUIENES TE DEFIENDEN DE LA CORRUPCION…CUANDO EL PUEBLO ELIGE CORRUPTOS NO ES VICTIMA SINO COMPLICE

Los comentarios están cerrados.

- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -