18.4 C
Pereira
sábado, junio 15, 2024

Leyenda de la rana

Es tendencia

- Advertisement -

Una leyenda urbana  afirma qué si se introduce una rana en un caldero a temperatura ambiente y se calienta muy lentamente la víctima terminará cocinada sin reaccionar, pues se acostumbrará poco a poco a la tortura. Hoy no se puede verificar con ranas debido a las  leyes de protección animal, pero sí que se practica muy eficazmente con los ciudadanos por parte de los gobiernos autoritarios en todos los lugares del globo.  Ciertamente con algunas variantes pues no se trata de cocinarlos vivos sino de despojarlos de su bien más preciado; la libertad. Pero la metodología es igual. Primero se propone un proyecto para proteger los más vulnerables de algún peligro que suene plausible, como la contaminación ambiental, noticias falsas, pornografía, o cualquiera otra que no despierte suspicacias, ni más faltaba, se trata de proteger a los débiles. Con tan loable propósito ¿quién osará cuestionar el pico y placa que ayuda al medio ambiente, o el cierre de redes sociales que difunden mentiras contra el gobierno y atentan contra el  buen nombre, o cuarentenas con las que se salvan miles de vidas de horribles virus…? Los  motivos pueden crearse a discreción, lo importante es que las restricciones no sean muy aparentes y  estén acompañadas de un mensaje protector, como se hace con  el agua tibia que protege la rana del frio cruel. Limitaciones a la circulación, censura  de redes, controles de precios o de comercio son avisos de que nos están cocinando  para quitarnos los la iniciativa privadas y la libertad. A los temerarios que denuncian ese proceso como  autoritarismo se les califica de locos, enemigos del cambio y el progreso, ¿Quien no quiere estar dentro del agua tibia en el frío? La alegoría  es encantadora, pero describe la espantosa realidad de la creciente opresión a la que nos está sometiendo la izquierda en el mundo. Mucho ojo.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -