20.1 C
Pereira
jueves, mayo 23, 2024

LA VARA ALTA

Es tendencia

- Advertisement -

Así se dice en lenguaje paisa cuando alguien tiene un alto desempeño y deja resultados valiosos y de impacto. De esta manera puede valorarse las ejecutorias del alcalde Mauricio Salazar en sus primeros 100 días, el cual ha demostrado que, si es posible gobernar, con un equipo de gobierno dinámico y comprometido; pero sobre todo atendiendo la base comunitaria, los problemas del día a día y las contingencias de una ciudad en construcción. No hay que perder la noción de los 8 años perdidos en las administraciones Gallo-Maya, más dedicados a viajar, los negocios y culto a la vanidad al estilo del emperador Calígula.

El primer reconocimiento para el alcalde es recuperar la confianza ciudadana. Ganar credibilidad no es fácil ya que los usuarios tienen experiencias de administraciones de papel y maquillaje. Esta vez, a parte de uno se tienen tres alcaldes. El titular con esa capacidad de trabajo y empatía para atender comuneros, comunales, empresarios y hasta ministros del gobierno nacional, ya que son ellos quienes tienen el presupuesto para las macro obras. El segundo el nocturno. Había que recuperar la gobernabilidad en esa jornada de la delincuencia e informalidad. El tercero, la gestora social. Su trayectoria publica esta marcada de cargos gerenciales con resultados; y acá llego a aportar, para impactar el sector social con comunidades vulnerables y carentes de necesidades. Su mandato es claro, trabajar por la niñez, la mujer, los jóvenes y la educación. 

No alcanza el espacio para citar las ejecutorias en los 100 días. Lo primero ha sido corregir los desastres del huracán Maya como los Colibríes, Ukumari, PTAR, la seguridad y otros lastres. Lo segundo es reorientar la administración hacia el cumplimiento de programas y obras que las comunidades esperan por años. Se gobierna, pero tampoco se olvidan los proyectos estratégicos ya que la ciudad debe pensarse a futuro para no perder competitividad y los atractivos turísticos, generadores de ingreso, empleo y seguridad. La política de ahorro y eficiencia administrativa da resultados, además hay aumento de ingresos tributarios para esas obras vitales en lo urbano y rural. 

La historia de la ciudad tiene relatos de civismo, de convites y mingas. Del sentido de pertenencia denominado pereiranidad, donde los alcaldes con hechos demuestran a sus ciudadanos que es posible gobernar con transparencia, con el apoyo de las bases, del sector privado y sobre todo presentando proyectos ante el gobierno nacional. Lección para aprender con aquellos agitadores y vende humos por las redes. 

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -