19.1 C
Pereira
lunes, febrero 26, 2024

La seguridad, esencia del desarrollo, no existe

Es tendencia

- Advertisement -

Oscar Alberto Díaz Garcia

Columnista

Uno de los elementos esenciales  para el desarrollo de la sociedad, es la seguridad.  Me refiero a la seguridad integral, como un todo, que abarca desde la percepción misma del concepto de  seguridad ciudadana,  hasta la seguridad del estado, de sus poderes públicos y de la soberanía de la nación. La seguridad debiera ser tema central para diseñar planes y proyectos en la ciudad, en el departamento y en la nación;  planificar la seguridad debe ser una política de estado.

Pero no es así, jamás lo ha sido  pues somos reactivos, lo cual trae como consecuencia que la seguridad como elemento esencial de  nuestro desarrollo, no existe.  No hay cultura de seguridad,  de ahí la necesidad de educar el país en este tema; La seguridad integral es prevención y requiere asistencia y capacitación.  Capacitación a los estudiantes en las aulas y al ciudadano en las comunas.  La gestión social desde las juntas de acción comunal, como célula de la sociedad civil, debe sensibilizar a la comunidad para que se apropie de sus deberes; colaboración, denuncia, apoyo, para vencer la apatía y la indiferencia. Sin olvidar  que  la policía nacional debiera ser la entidad encargada de asesorar, implementar y liderar el desarrollo de la gestión integral de la seguridad.

De hecho esa gestión puede surgir desde  los colegios, de tal manera que grupos entrenados de policías auxiliares bachilleres,  estén en capacidad de generar esa cultura cívica. La seguridad es cultura, de ahí debemos partir. El colombiano es por idiosincrasia proclive a la picardía,  que parece  inofensiva pero que en realidad es peligrosa,  pues ha creado una vasta cultura delincuencial.  Para  contrarrestar  todo esto,  se requiere  no  de  campañas publicitarias, o de un discurso presidencial cada seis meses. Se requiere un programa completo, un proyecto integral, una política de estado.

¿Quiénes se deben  integrar?  Todas las entidades y organizaciones estatales, departamentales y municipales, más los institutos descentralizados,  La Cruz Roja, la Defensa Civil colombiana, las juntas de acción comunal y su asociación superior, es decir las comunas. Los colegios oficiales, entidades gremiales, empresas y cooperativas de vigilancia. El sistema para la prevención del delito contra la vida y la integridad física y para la prevención y atención del desastre,  para ser efectivo, debe  adecuar las normas vigentes al nivel práctico en las juntas de acción comunal, desde su organización base administrativa: la comuna. 

Comunas y colegios servirían  de base sólida para dar comienzo real al proyecto;  de hecho, por la decisión de cada  administración municipal.  Pero partiendo de una premisa indiscutible: desde administraciones municipales con alcaldes amantes de la disciplina, de las normas, respetuosos de la ley.  Nunca, alcaldes como los de Bogotá, Medellín o Cali,  pues los comunistas  según se hace evidente, no saben gobernar. Basta ver el caos de estas ciudades para evitarlo en toda la nación.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -