20.4 C
Pereira
martes, julio 16, 2024

La otra pandemia, el miedo a la alternancia escolar

Es tendencia

DOBLE ESTÁNDAR

EN LA COPA

- Advertisement -

Fabio Castaño Molina
Columnista

La facilidad de contagio que tiene el covid 19 tiene en jaque a la educación de nuestro país, y seguramente que al resto del mundo, porque en el caso de Colombia, está muy claro que las condiciones culturales, sanitarias, académicas, técnicas o de infraestructura, no están dadas para que ni maestros ni estudiantes puedan asumir la tan cacareada Alternancia Escolar, anunciada con “bombos y platillos” por el presidente Iván Duque y su Ministra de Educación, María Victoria Angulo a partir del 1 de agosto próximo. Los docentes de Risaralda se han contagiado de ese temor generalizado que se respira en el país. Didier Valencia, presidente del Sindicato de Educadores, ha sido claro a través de los medios en el sentido de que el primero de agosto los cerca de 7 mil maestros del departamento retornarán, pero no propiamente a las aulas, sino a las calles para expresar su rechazo ante la insistencia del gobierno.

Lo cierto es que de acuerdo con algunas encuestas adelantadas por el propio sindicato, medios de comunicación y las propias autoridades de la educación, son muchos los padres y madres de familia que están diciendo que no van a enviar a sus hijos. ¿Por qué no los envían? Porque primero está el derecho a la salud y a la vida y porque aseguran, las instituciones no ofrecen las condiciones de bioseguridad para volver. A tal punto, señala el mismo Didier Valencia, muchas escuelas no cuenta ni siquiera con servicios sanitarios dignos para el estudiantado y los maestros. El Presidente Duque por su parte ha recalcado que se construirán los protocolos junto con las secretarías de Educación, y se contará con el acompañamiento de expertos en salud, y ha enfatizado que «los estudiantes no serán sometidos a riesgos en los colegios porque que «la protección de los niños es una prioridad» para su gobierno. Del dicho al hecho hay mucho trecho, y en esa materia de cumplimientos e incumplimientos, el magisterio la tiene muy clara.

Es claro también, y para colmo de males, que la virtualidad a la que se recurre por estos días para que los alumnos reciban clases, se quedó en veremos porque la brecha digital que vive Colombia en materia de conectividad digital es cada día más grande, y porque poco o nada sirve en la mayoría de las zonas rurales e incluso tampoco se tiene cobertura en las urbanas o semiurbanas, muy a pesar de los anuncios del gobierno de tener garantizada la conectividad digital en buena parte de la geografía nacional. Que uno es dueño de sus miedos, es un decir popular, pero la verdad es que los miedos que hoy expresan maestros, alumnos y padres de familia, están a la luz de la sensatez, plenamente justificados. Dios no lo quiera, pero en este caso y en medio de un virus que está más vivo que nunca, puede ser peor el remedio que la enfermedad.

Artículo anterior
Artículo siguiente

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -