17.4 C
Pereira
viernes, febrero 23, 2024

La nueva doble calzada a Cerritos

Es tendencia

- Advertisement -

Luis García Quiroga
Columnista

El alcalde Maya pidió al Concejo autorización para expropiar por vía administrativa predios y mejoras de la doble calzada Pueblito Cafetero-bomba Santa Bárbara con inversión inicial de $50 mil millones (crédito) que solo alcanzan para la primera fase (la Y de El Tigre) a mitad del camino.

Calcula la alcaldía, una vez disponibles los predios, 18 meses para ese tramo inicial. De allí hasta la intersección que hará Invías en Santa Bárbara, Maya deberá arbitrar nuevos recursos por $20 mil millones o más. Y ahí nacen las alertas tempranas de quienes pedimos que Maya, con pragmatismo y audacia se enfoque más en las soluciones urgentes de movilidad que en cumplir su promesa de campaña; y evite dos problemas:

Uno, el riesgo del colapso vial al llegar a El Tigre. Y dos, sin capacidad de deuda para obras necesarias que alivien la congestión vial en las anacrónicas glorietas del centro (donde nacen los trancones previos) Maya debería modificar el proyecto tirando de una sola vez, una calzada y su ciclovía de tres metros de ancho hasta Santa Bárbara y dejar pendiente la otra calzada con la reserva de predios expropiados.

Así, acorde a las tendencias de la movilidad mundial, en lugar de una doble calzada de alta velocidad, deberíamos hacer una vía mixta que además de la amplia ciclovía que Maya plantea, también deje un trazado para transporte masivo o un tranvía u otras formas de transporte limpio, ágil, moderno y accesible que inicie una nueva cultura de movilidad desestimulando el uso del carro particular y su perversa contaminación. El futuro existe si lo buscamos.

Concejales como Carlos Hernán Muñoz, le han pedido a Maya que busque consensos para aplicar una especie de valorización parcial o compartida, donde los propietarios de los predios de la nueva vía hagan un aporte razonable, justo y necesario al desarrollo vial y a la movilidad del sector. Si hay obras que valoricen, la gente paga.

En impacto ambiental, se harán pasos elevados y subterráneos para la fauna. Se derribarán 648 árboles, 2.303 tallos de guadua, 24 mil tallos de guadilla, 325 tallos de bambú amarillo y en compensación se sembrarán 7 mil 562 árboles. El plan ambiental es ajeno a la preocupación ecosistémica del desplazamiento de aves por el ruido automotor.

Lo que está en juego es la calidad de vida de los pereiranos. Es claro que nuevas vías no solucionan la crisis de la movilidad. Es seguro que nadie se bajará del carro ni de la moto mientras el transporte masivo no sea óptimo e integral.

Estamos en una histórica encrucijada entre la crisis de movilidad vial y las necesarias decisiones políticas y administrativas. Que la sabiduría para distinguir y decidir esté con el alcalde de Pereira. No pedimos más.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -