18.2 C
Pereira
jueves, febrero 22, 2024

La masonería pereirana

Es tendencia

UTOPIAS

- Advertisement -

La logia masónica fue fundada en el S. XVIII (1717) en Londres, como inspiración de los  idearios de libertad que se empezaban a fraguar en Europa. El término masón traduce en  inglés y francés “albañil”, esto es, “gran constructor de un nuevo universo”. Su filosofía se  traduce en prácticas éticas, morales y humanas, en donde la verdad y las buenas maneras de  comportamiento nos alcancen bienestar y paz para todos; guiados siempre por la razón y el  conocimiento.  

Se han denominado como una secta secreta y “discreta”, que tiene símbolos y signos al  interior de sus asociados, con una jerarquía que se debe respetar y acatar: maestros,  compañeros y aprendices. Sus signos están representados en la Escuadra (la rectitud de la  vida del masón), la Regla (mide 24 centímetros, las horas que deben dedicarse a trabajar,  producir y servir a los demás), y el Mazo (la voluntad y la fuerza ante retos y adversidades).  Tienen a Dios como el “Gran Arquitecto”; van a sus reuniones de estricto saco y corbata y  portan en su solapa la gran “hoja de acacia” símbolo de la inmortalidad y desarrollo de la  mente.  

Los masones llegan a Pereira hacia el año 1917, a través de la “Logia Libre de Caldas”; entre  sus mentores a lo largo de estos años están personajes ilustres que llevan hoy nombres de  teatros, colegios y asociaciones: el médico Santiago Londoño, Carlos Drews Castro,  Fernando Mejía, Deogracias Cardona, Hernán Ramírez Villegas, Byron y Fortunato Gaviria,  entre otros. Hoy por hoy son casi 450 miembros activos, repartidos en 16 “sedes” o sitios  secretos de reunión en donde realizan ritos y formas simbólicas al estilo de un templo para  pensar, meditar, decidir y aportar el presente y futuro de la ciudad de Pereira.  

Entre ellos no hay pobres, todos son casi siempre grandes empresarios, políticos, docentes de  nuestras universidades, gremios, médicos, abogados y quienes tengan una alta influencia en  la ciudad -no se acepta a cualquiera-. Al comienzo solo hombres, hoy existen dos logias en  donde participan mujeres pereiranas. Las Logias Masónicas pereiranas y del mundo son  Logias de Élite, con proyectos filantrópicos -muchos interesantes-, que buscan construir una  sociedad libre y justa; lo que a mi entender es casi imposible pues sus miembros son casi  siempre privilegiados, dueños de la ciudad y poco saben del sufrimiento de los pobres. 

En los últimos días el Papa Francisco, a través del Dicasterio para la Doctrina de la fe, y  siguiendo la tradición de la Iglesia desde Clemente XII (1730-1740), pasando por San Juan  Pablo II y Benedicto XVI, sentencia: “los fieles que se hacen miembros de asociaciones  masónicas se encuentran en estado de pecado grave y no pueden recibir la Sagrada  Comunión” – y agrega – muchas de sus ideas filosóficas y concepciones morales se oponen a  la doctrina Católica”.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -