22.6 C
Pereira
miércoles, abril 24, 2024

La intervenci?n extranjera en Venezuela

Es tendencia

Miscelánea

LA CASA ESTÁ DETERIORADA

- Advertisement -

Rodrigo Ocampo Ossa

Columnista

La primera linea de defensa de los dictadores es reclamar el respeto por la autodeterminacion de los pueblos. Y como ellos representan la voluntad del suyo, ningun pa?s debe? intervenir para ayudar a las poblaciones sometidas a su yugo. Por supuesto, la soberan?a territorial es parte de la Carta de las Naciones Unidas, que en el numeral 7? del articulo 2 excluye de la jurisdiccion internacional los asuntos internos de los Estados.

 

Pero esas son discusiones bizantinas frente a la realidad. Con o sin carta de las Naciones Unidas los poderosos siempre han intervenido contra los menos poderosos cuando les conviene. Estados Unidos lo hizo en? Nicaragua, Chile, Panam?? Rusia intervino en Hungr?a, Yugoeslavia, Alemania, Crimea? Israel en el L?bano.

 

Y todos en Siria y Agfanist?n. La justificacion de las intervenciones carece de importancia frente al resultado: si tiene ?xito es buena, como la de Grenada. Si no produce resultados favorables, quiz?s provoque un debate y se escriba un libro como ocurri? con la traici?n a Diem, el asesinado presidente de Vietnam. Esa es la parte que deberia recordar Maduro en vez de seguir trotando al borde de la asfixia junto a? un pelot?n de militares. Poco antes de su ca?da, Somoza y Noriega lucieron uniformes de campa?a y de nada les sirvi?.

 

Los marines no se intimidaron con esa ostentacion de valor. Retar a los poderosos puede sonar her?ico, pero es una estupidez. Lo unico que los disuade de intervenir es no crearles problemas pretendiendo cambiar el equilibrio de poder en sus areas de influencia. Llenar a Venezuela de asesores militares cubanos es la peor manera de desequilibrar la zona de influencia del T?o Sam, es como llamarlos a gritos.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -