23.2 C
Pereira
domingo, mayo 26, 2024

LA DIPLOMACIA ENTRE INSULTOS

Es tendencia

- Advertisement -

La discrepancia y el debate entre presidentes por posiciones políticas es algo que se presenta de manera constante y hace parte de las relaciones o situaciones internacionales que se dan entre estados, como ya se ha visto con el pasar de los años en los consensos de los presidentes suramericanos en UNASUR, en donde se ha procurado alivianar las relaciones tensas en la cordialidad, diplomacia y respeto por lo que ellos representan.

Pero lo que no es aceptable son los insultos hacia un presidente de un país, las ideologías no pueden preponderar sobre los intereses y necesidades latentes de las sociedades. Si bien, las acciones que conllevan a situaciones que pueden presentar diferencias, siempre debe ser en el marco del respeto; la democracia fue la que enrutó la elección de ambos presidentes, de manera que en ellos está la responsabilidad de gobernar y hacer las cosas lo mejor posible con el proyecto político que cada uno representa y por el que se hicieron elegir, en este caso, en orillas distintas.

Ahora bien, no se puede aceptar improperios, ofensas e insultos entre mandatarios, esto se podría convertir en los detonantes de decisiones que afecten las relaciones diplomáticas, independientemente de si son buenas o malas, como sucede con el presidente de Colombia que tomó una decisión apresurada que deja en hilo las relaciones entre ambos países.

La cancillería debió pensar en las implicaciones de las decisiones en materia diplomática y concernir junto con el presidente Petro una mejor decisión antes de solicitar a los funcionarios argentinos la salida del país.

No es aceptable la forma en que el presidente Milei se refirió al presidente Petro, un presidente simboliza la soberanía de todo un país y este no puede ser el ejemplo que dos figuras tan influyentes del continente dejen entre ver.

A modo de reflexión, la situación presentada no es un buen ejemplo para los ciudadanos que hacemos parte de ambos países, debemos seguir avanzado como sociedades democráticas, que se caractericen por resolver las diferencias sin perjudicar la estabilidad de ambos países.

Artículo anterior
Artículo siguiente

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -