15 C
Pereira
jueves, abril 25, 2024

La democracia en América Latina

Es tendencia

- Advertisement -

Kofi Annan en su época de Secretario General de la ONU y durante la XIII Cumbre Iberoamericana en 2003, pronunció un discurso contundente frente a las amenazas para las democracias y lo que tienen que hacer los estados y los ciudadanos para preservar un sistema político que mantenga el equilibrio y la cohesión social como sus pilares. “La democracia no consiste solo en celebrar elecciones. Afecta también a la ciudadanía democrática, que se basa en la ampliación de los derechos civiles, políticos, económicos y sociales”, terminó diciendo el notable diplomático.
Esa cumbre celebrada en Bolivia, dio para la publicación de un libro, donde se hace un interesante análisis de las democracias en todo el continente y especialmente donde se han dado golpes militares y regímenes totalitarios que de democracia nada tienen. Esos regímenes como Chile, Paraguay y la misma Argentina fueron violadores de los derechos humanos, ahondaron las desigualdades y quebraron las economías.Y los mas delicado con un manto de impunidad ya que en el proceso de transición obtuvieron leyes de perdón y olvido, como si los delitos de lexa humanidad fueran letra muerta. Le tocó a la justicia internacional actuar para evitar esta vergüenza juzgando y condenando a los victimarios. Aún falta recuperar los bienes y propiedades mal habidas que sus familias y descendientes hoy disfrutan. En la lista también aparece el dictador Franco de cuyos crímenes poco habla la historia.
Las democracias tienen varios pilares. Uno de ellos es la interdependencia de los poderes públicos.Ese delgado y filoso límite puede romperse de manera fácil por efectos de la corrupción tan generalizada en la región. Otro pilar son los mecanismos de participación ciudadana, donde las bases deben organizarse para el control social y la participación en las decisiones del ejecutivo. Para consolidar la gobernabilidad democrática,los países enfrentan el reto de desarrollar instituciones y procesos que respondan mejor a las necesidades de los ciudadanos. Para el caso de la justicia debe haber respeto por las decisiones de los jueces e imparcialidad en la Fiscalía en sus procesos investigativos que lleven a condenar los delincuentes.
Colombia con la Constitución de 1991, ganó como estado garantista, sin embargo buena parte de su articulado aún no ha sido desarrollado. Unas veces porque a los gobiernos de turno poco les importa el tema y en otros casos por la pasividad de los ciudadanos. Estamos a tiempo de cambiar este horizonte.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -