17.4 C
Pereira
viernes, febrero 23, 2024

“La democracia cuesta”

Es tendencia

- Advertisement -

Marta Elena Bedoya Rendón
Columnista

Elegido el Registrador Nacional del Estado Civil, Alexander Vega, en sus primeras declaraciones a los medios de comunicación, se comprometió en la modernización de las normas electorales y el reto de la implementación del voto electrónico a nivel nacional.

Recordemos. Desde el 2004 la Ley 892, ordenó la incorporación del voto electrónico al sistema electoral con el fin de que se estableciera antes del 2009. Evidentemente, dicha obligación no se cumplió y años después nuevamente mediante la Ley 1475 de 2011, artículo 39, se reiteró dicha orden y la disposición exigía su cumplimiento antes de las elecciones para el Congreso del año 2014. Nada ha pasado.

Desde ese entonces, hasta el hoy recién electo registrador nacional que comenzará a ejercer prontamente sus funciones, han manifestado la necesidad de presentar reformas al sistema electoral, el voto electrónico, biometría, pero, esperamos que todo no quede en simples y atractivas propuestas.

No se entiende que en pleno siglo 21, el siglo de la tecnología, la información y la comunicación en donde nos damos el lujo de contar con una cartera ministerial de similar nombre, seguimos asistiendo como en las recientes elecciones, a un proceso electoral anacrónico, obsoleto, sujeto de múltiples errores y enmendaduras, generador de desconfianza y que atenta contra la democracia.

Gran frustración es lo que nos ha quedado desde cuando, el proyecto de reforma política, una de las primeras actuaciones del Presidente Duque, aprobada en primera vuelta, fue retirada por la ministra del Interior, porque no encontró consenso en los partidos para revivir la lista cerrada y con mucha razón decimos nosotros, porque, se pretendía acabar con el voto preferente pues a juicio del actual registrador, éste ha generado competencia en los partidos, incrementado el costo de las campañas y votos nulos porque los electores se confunden con tantos nombres, y, no como resultado de un proceso electoral complejo y anacrónico que confunde al elector en el momento de ejercer su derecho al voto que es el derecho que el Estado debe garantizar.

Le corresponde al electo Registrador Nacional Alexánder Vega, quien reemplazará en su cargo a Juan Carlos Galindo Vacca, que termina su periodo a finales de este año, aportar a una reforma política y electoral, sustentar y defender ante el Ministro de Hacienda la asignación de los recursos necesarios destinados a la implementación del voto electrónico y la biometría en las elecciones (que hoy es una de las grandes herramientas en el sistema notarial y bancario), para combatir el delito de la suplantación del elector y la trashumancia. La Democracia cuesta.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -