24.1 C
Pereira
martes, abril 16, 2024

LA CIENCIA OFICIAL

Es tendencia

ESCLAVOS

La ciencia del marxismo

- Advertisement -

Trofin Lisenko fue un ingeniero agrónomo de origen ucraniano quien amparado en la necesidad del sistema comunista de mostrar los éxitos  de esa ideología construyó una teoría para cultivar sin abonos químicos. Los resultados desastrosos  de esa seudo ciencia contribuyeron a varias hambrunas en la era soviética, pero se ocultaron durante años pues era la ciencia oficial de Stalin.  Sri Lanka prohibió el uso de la urea en defensa del medio ambiente y han terminado en una revolución por la falta de comida.  En abril de 2.020 durante la pandemia del Covid 19, el entonces presidente Trump recomendó un tratamiento a base de luz solar e inyecciones de desinfectante lo  que causó consternación entre la comunidad médica y probablemente unos cuantos muertos entre quienes  siguieron tan exótico consejo. Hay otros  ejemplos como la condena  a Galileo por afirmar que la tierra giraba alrededor del sol, hecho que supuestamente contradecía un texto sagrado. Con esos antecedentes uno pensaría que la política y la religión deben abstenerse de interferir con la ciencia, pero la gente no aprende. Y no me refiero a las licencias poéticas de nuestro ilustrado presidente Petro que quiere expandir el “virus de la vida” por el universo, pues dado que los virus no son seres vivos podría tratarse de la figura retórica llamada oxímoron, sino a la suma de estupideces del ministro de salud y ahora de la congresista  Aida Avella que ha sentenciado a los constructores como causantes de las fallas geológicas. Al parecer la izquierda no solo está dispuesta a alzarse contra el sistema político existente para destruirlo sino también contra las leyes de la física y de la lógica. Eso parecería un chiste si no fuera porque se han adherido expresamente a teorías como que el progreso se logra con el decrecimiento económico, aplicadas exitosamente en Corea del Norte Cuba y Venezuela para reducir a sus poblaciones al hambre y la esclavitud, en tanto que los comunistas de verdad, los chinos, adhirieron a la ciencia como el camino para mejorar la calidad de vida de sus millones de ciudadanos.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -