17.4 C
Pereira
domingo, junio 16, 2024

La cátedra de Javier Darío

Es tendencia

¡Y refundaron a Claudia!

¿Y quién controla?

- Advertisement -

Por ÁLVARO RODRÍGUEZ HERNÁNDEZ

Esta semana hubo en la Asamblea del Risaralda, un debate ´tecnológico¨de alto nivel en donde el médico Javier Darío Marulanda, volvió a hacer sentir el recinto como un ágora de pensamiento. De ideas y exposiciones que no caen al vacío.

Hacía rato no se sentía ese olor  a conocimiento. Volvió la fuerza de la palabra, con otras intervenciones como la de Jacqueline Fernándes y del diputado, Ferney Londoño,en otros niveles,  que crearon una atmósfera precisa para la fina y profunda intervención del médico, hoy estudiante de Maestría en Inteligencia Artificial con énfasis en aplicación en Neurociencia, con un doctorado que adelanta.

Con lo que debe ser un departamento Tecnológico, impulsado con capital y talento humano de la región. El panorama descrito no puede ser sombrío en la llamada era digital en Risaralda, donde los municipios, viven en tinieblas en el mundo virtual. Con la conexión.

Es un tema para la RAP nuyestra, ni qué decir, un apalancamiento magistral que deben impulsar los gobiernos nuestros. Lo otro es ir en contravía de la ciencia, del progreso y la competitividad.

Rescato el interés y la semilla arrojada para encadenarla a otros centros de poder y pensemos en un Risaralda Digital de verdad. Con presupuesto y no la creciente expansión de la llamada brecha digital. Para eso, apeló a cobnsiderar el hecho con mente abierta.

Puso un tema anticipado que bien conoce el médico Marulanda y es el afianzamiento de ciencia y tecnología en el mundo de la Inteligencia Artificial que llegó y que con antiocipo, crearon condiciones para que el Hospital de IV Nivel o de alta complejidad, sea epícentro de lo que se ve llegar, por ejemplo, en la Medicina.

No subestimar era de la Tecnificación, es el mensaje. Apropiarnos de verdad , con seriedad y responsabilidad.

Recomiendo, los 10 retos tecnológicos que avasallan hoy y que fueron recordados de otros pensamientos en el recinto. Desde robótica, correos al vacío, centros de genética, banco de tejidos y órganos blandos hasta pasar por cirugias programadas en sofware. Lo que ocurre con los océanis hasta investigar los terremotos.

Volvió el pensamiento a la Asamblea y debates como para pensar, repicar y escuchar. Se iluminó el faro. Con  razón, ¡volvió la cátedra, Javier Darío!

 

 

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -