22.4 C
Pereira
martes, junio 25, 2024

¡La cabal!

Es tendencia

MALTRATO ANIMAL

TRANSFORMADOR SOCIAL

Amor por uno mismo

- Advertisement -

Alvaro Ramírez González

Columnista

En medio de esta ola de desconcierto, de incertidumbre y de angustia que le ha traído a Colombia Gustavo Petro, con sus reformas, sus mingas, sus ejércitos campesinos, la brutal inseguridad, una inflación galopante y una parálisis económica en acelerado proceso, son muchas las preguntas que se hacen y me hacen decenas de miles de personas.  ¿Cuánto va a durar este infierno?  ¿Quién nos va a sacar de allí?  Fue un tsunami de malos acontecimientos, consecuencia de malas decisiones como descabezar (70 altos mandos) todas las FFAA.  El aumento político de salarios y de los combustibles, desbocó un caballo llamado inflación que nadie puede hoy parar, y justamente está aplastando a los más pobres.  A los más frágiles, a la Colombia profunda.  Además, ha llenado a Petro de enemigos por donde pasa.  Los Alcaldes, gobernadores, magistrados, jueces, policías, soldados, mineros, transportadores, ganaderos, cañeros,  palmeros , comerciantes, industriales, constructores, hoteleros, los de San Andrés, los de Coveñas, la prensa.  También los de la primera línea, el ELN, las FARC,  el Clan del Golfo.  Los liberales, conservadores, los de la U,  los del Centro Democrático, los de Cambio Radical, la mitad de los verdes, la mitad del pacto histórico.  Los militares de la reserva.  Los médicos,  enfermeras,  pensionados.  Los compradores de vivienda, los constructores de esa vivienda,  los pobres, los de la Colombia profunda.  La lista es interminable.  Es apenas lógico entonces el desplome en caída libre de su popularidad (anda por el 25% y cayendo).  ¿Cuánto durará este infierno?  Como saberlo.  Si está oposición es capaz de ganarle a la izquierda las Alcaldías de Bogotá, Medellín y Cali, el tiempo de Petro será 4 años.  ¿Y quién nos va a sacar de allí?  Pónganle mucho cuidado a la Cabal.  En 10 meses de oposición, no hemos podido todavía asimilar las consecuencias de un gobierno funesto, ni tampoco construir líderes que se pongan al frente de esta cruzada de rescate del país.  Muchos trabajan en ello.  Empresarios, políticos, periodistas y militares.  Pero aún no hay una cabeza visible de esa oposición pura y dura qué hay que hacerle a Petro.  Con excepción de María Fernanda Cabal.  Ha sido una líder natural, que saltó del pelotón, cuando enfrentó a Iván Duque ante los bloqueos de Cali.  Y le dijo en un lenguaje muy duro que Cali llevaba un mes y medio sin combustibles y sin comida al tiempo que Duque, de buena fe, se había dejado enredar en inútiles conversaciones.  Solo entonces Duque se sacudió y se vino a liberar y a desbloquear a Cali y al resto del país.  Se puso con los militares a recuperar un país secuestrado.  ¡Perdido!  Fue la Cabal, quien tocó la corneta.  Fue quien primero calificó ese paro tan bien planificado y empacado, de “ataque terrorista financiado por el narcotráfico!”.  “No fue ningún paro”, puntualizó la Cabal,  “Ese fue el empaque!”  La Cabal milita en el CD y ejerce como Senadora por ese partido.  Pero su liderazgo supera hoy esos límites y a medida que camina sin pausa por todos los rincones del país, ese liderazgo se consolida, y sus admiradores crecen exponencialmente.  Hoy es la primera en popularidad y la más dura y clara opositora de Petro.  Es la persona que además lo conoce e interpreta a la perfección cada una de sus posturas, sus mensajes y sus mentiras.  Tuve hace muy pocas horas una larga conversación personal con María Fernanda Cabal, y cada vez me sorprende más su determinación, su patriotismo y su decisión de ir hasta el final.  Será sin lugar a dudas candidata presidencial en 2026.  Y veo que en estos dos años y medio que tenemos por delante, será Ella quien va a capitalizar todas estas frustraciones y sufrimientos del pueblo colombiano.  Además, parece que se le están alineando todos los astros.  La izquierda en América Latina fracasó y como un péndulo la derecha la va a arrasar.  Argentina, Chile, Paraguay y Perú, son un claro ejemplo de este fenómeno político.  Milei, Kast y Cabal son las tres figuras de derecha que se perfilan para recuperar a la Argentina, Chile y Colombia.  Cabal es la única candidata que no le da pena decir que es de derecha y que es católica.  Pónganle mucho cuidado a ese nombre.  Es la líder mas fuerte de esta oposición.  Y de seguro la próxima presidente de Colombia.  ¡No te detengas María Fernanda!

alragonz@yahoo.es

Artículo anterior
Artículo siguiente

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -