14.1 C
Pereira
lunes, julio 22, 2024

“La ansiedad produce más ansiedad”

Es tendencia

- Advertisement -

Padre Pacho

Columnista

La pandemia ha causado grandes efectos en nuestras vidas. La incertidumbre asociada con esta enfermedad, más el efecto del distanciamiento social, el aislamiento, la cuarentena, pueden agravar nuestra salud mental. Son muchas las personas que manifiestan un estrés acumulado, el no acabar de entender en que consiste la “nueva normatividad”, las restricciones, las perdidas en el nivel laboral, económico, la incertidumbre sobre el futuro, son caldo de cultivo para que se produzca un incremento en el número de los casos de personas que sufren cambios en cuanto a su salud mental.

Nuestras actividades diarias en su mayoría son en contacto con el exterior, surgiendo una serie de miedos, a la situación sanitaria, a enfermarnos, a enfrentarnos con nosotros mismos, a nuestro propio pasado, cayendo en un estado de ánimo negativo caracterizado por síntomas corporales como tensión muscular, inquietud, nerviosismo, fatiga, dificultad para concentrarnos, irritabilidad, e incluso, dificultad para dormir adecuadamente.

La ansiedad es una respuesta anticipatoria a una amenaza futura que todos podemos experimentar en diferentes momentos de la vida. Cuando se vuelve persistente en el tiempo y causa interferencia en la actividad de la vida diaria, puede terminar en el llamado “trastorno de ansiedad”: esa preocupación excesiva, de amenaza constante y difícil de controlar, una preocupación intensa y persistente; una sensación que nos lleva a un aumento del ritmo cardiaco, respiración acelerada, sudoración, temblores, sensación de debilidad, problemas de concentración, para conciliar el sueño; problemas gastrointestinales.

La ansiedad se controla identificando y aprendiendo a intervenir aquellos factores que la activan y mantienen; eliminando pensamientos negativos, generando otros mecanismos que nos ayuden a percibir el mundo de una manera más segura y que no nos generen tanto sufrimiento. Quien sufre de ansiedad debe aprender a gestionar sus miedos, solo así será capaz de recuperar el control de su vida. Es fundamental buscar ayuda especializada.

El peso de la ansiedad es mayor que el mal que generalmente la provoca; la ansiedad ataca cuando creemos que tenemos que resolverlo todo al mismo tiempo; todo tiene su tiempo adecuado y nuestra gran tarea es liberarnos de toda ansiedad desproporcionada, pensemos que lo que debe ser será y sucederá naturalmente y quienes partimos de la experiencia de la fe, comprendemos que nuestra vida tiene un propósito y en ella esta Dios presente. Nunca olvidemos que la ansiedad es la mente yendo mas deprisa que la vida misma.

Artículo anterior
Artículo siguiente

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -