21.6 C
Pereira
domingo, abril 21, 2024

Jorge Emilio Sierra Montoya

Es tendencia

- Advertisement -

Por Ernesto Zuluaga

La semana pasada la cofradía cultural de la ciudad rindió homenaje a uno de los más connotados y egregios hijos de esta Villa de Cañarte: Jorge Emilio Sierra Montoya. Después de muchos años de ausencia y gracias a la bendición (no maldición) del Padre Cañarte este personaje regresó a su ciudad natal donde nos acompaña desde hace varios meses y nos ilumina con su vasto acervo cultural.

Una muy merecida exaltación. Tan impresionante es su recorrido por el mundo de las letras que cualquier biografía suya se queda corta y más en un espacio tan cerrado como una columna de opinión como ésta. A riesgo de parecer escaso expondré solamente aquellos hitos más relevantes de su carrera multifacética como escritor, periodista, economista, historiador, filósofo, biógrafo y maestro.

Se inició para el mundo del periodismo en el diario local más importante de la época y luego en la Patria de Manizales. Rápidamente pasó al diario económico «La República», donde medio y escritor se enriquecieron mutuamente. Por más de catorce años Sierra dirigió el periódico hasta consolidarlo como el «Primer Diario Económico, Empresarial y Financiero de Colombia» y obtuvo en tres ocasiones el Premio Nacional de Periodismo Económico —otorgado por ANIF— y dos nominaciones al Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar.

Su palmarés académico es igualmente extraordinario. Porta con honores títulos en filosofía y letras, economía y ciencias políticas. Es además un escritor consumado con más de treinta libros publicados sobre temas diversos que maneja con elocuencia. Columnista asiduo de los grandes periódicos de Colombia es Jorge Emilio también un cronista de excelsas calidades: sus «Crónicas y Semblanzas» son un extenso trabajo biográfico en el que resalta los momentos estelares de los más importantes personajes de la patria, un ejercicio exquisito que da gusto leer.
Para orgullo de los risaraldenses, Sierra Montoya alcanzó la calidad de miembro correspondiente de la Academia Colombiana de la Lengua, cargo que asumió el 24 octubre de 2016 con una brillante disertación sobre la obra de nuestro bardo Luis Carlos González Mejía.
Nuestro sexagenario personaje al regresar a su tierra natal —que lo acoge con regocijo— se destaca por su afán en vincularse de inmediato con las instituciones culturales y periodísticas y expresa su acendrado civismo y denodado amor por su terruño con la vinculación a organizaciones como el Parnaso Literario del Eje Cafetero y la Sociedad Bolivariana de Pereira, de las cuales es miembro distinguido.

En el corto tiempo que lleva de nuevo entre nosotros Jorge Emilio se ha destacado con su presencia en varios de los medios escritos de la región y marca una vez más una huella indeleble en el mundo de las letras. ¡Enhorabuena por la exaltación y honores al coterráneo!

Artículo anterior
Artículo siguiente

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -