21.1 C
Pereira
martes, julio 16, 2024

James Rodríguez, el mejor pero caprichoso

Es tendencia

DOBLE ESTÁNDAR

EN LA COPA

- Advertisement -

Jorge Eduardo Murillo
Columnista

A la hora de escribir esta columna James Rodríguez no tenía definido su equipo para las siguientes temporadas. Extraño, entratándose de uno de los mejores jugadores del mundo y por supuesto de la historia de Colombia. En la pasada Copa América quedó en la selección ideal y fue el mejor jugador de Colombia. Fue goleador del Mundial de Brasil y su gol contra Uruguay fue el mejor del año. Pero nada de eso ha servido para que esta figura tenga continuidad en los mejores equipos del mundo.

Haber llegado al Real Madrid era más que suficiente para consolidarse en su mejor momento por muchas temporadas, pero después de algunos destellos terminó en la banca y fue cedido al Bayern de Munich. Allí le pasó lo mismo y fue separado del club. Ahora “nadie” de categoría lo quiere, ni el propio Real Madrid dueño del costoso pase, ni la Juventus, ni el Nápoli, ni algún equipo de categoría. Lo quieren, pero cedido y no pagan la cláusula de compra que él tiene como jugador de gran categoría. Este fenómeno no se da por su bajo rendimiento, ni nada por el estilo.

Quiéranlo o no los renombrados periodistas de fútbol de Colombia, lo que pasa con James es que es muy caprichoso, tiene el síndrome de los colombianos famosos como El Pibe, Teófilo Gutiérrez, Giovanni Hernández, Lucho Herrera, Nairo Quintana, Juan Pablo Montoya, Camilo Villegas entre muchos otros, que no los maneja ni el “patas”. El dinero se les sube a la cabeza, bajan el rendimiento físico atlético y bajan su producción deportiva. Los técnicos europeos no quieren de estos deportistas. James en el Real Madrid debería haber aspirado a ser uno de los tres mejores del mundo, pero no, a Zidane, recién llegado al equipo, le llegó tarde de Colombia y con exceso de kilos.

Al entrenador del Bayern no le dio la velocidad que requería. Les hace muchos pucheros, los manotea y le pega al camerino. Así no se puede, en Colombia es cari bonito y respetuoso de los técnicos de la selección, acá lo dejan hacer lo que él quiera, en Europa es un jugador más y por su potencial le exigen más que a cualquiera. No lo sigan defendiendo y criticando a esos buenos técnicos, hay que presionarlo a que rinda más, aún le quedan años para cosechar muchos triunfos en los equipos europeos, si le da la gana.

Para estar informado

- Advertisement -

1 COMENTARIO

Los comentarios están cerrados.

- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -