21.1 C
Pereira
martes, julio 16, 2024

ISE DE OCTUBRE

Es tendencia

DOBLE ESTÁNDAR

EN LA COPA

- Advertisement -

El indicador de seguimiento a la economía (ISE) es un instrumento de medición del Dane que arroja el comportamiento mensual de la actividad nacional, en un universo que abarca sectores básicos y estratégicos, entre los que se encuentran: comercio, industria, agricultura, construcción, administración pública, minería, servicios, alimentación, hospedaje, recreación, cultura, etcétera, La tarea principal es “servir de guía para el desarrollo del sistema estadístico de corto plazo” que sirve para analizar el rumbo de los negocios y sus complementos. En el resultado de octubre, el decrecimiento sigue en la antesala de los dos meses anteriores que de -03 pasa actualmente a -041, afectando a la manufactura en -5,2 y a la construcción en -03 por ciento. En comparación con igual período en el 2022, arrojó para esa fecha una cifra del 8.4 por ciento, no muy alto, pero sí un referente en el proceso de reanimación y reapertura ante el descalabro causado por la pandemia. El problema, es más dramático por la pronunciada desescalada al observarse que la numeridad está por de menos (-), lo cual, si no se enfrenta concordante con lo público y lo privado, hace sentir el fantasma de la recesión. 

El comercio que es un renglón bien expandido y dinamizado, presentó una baja fraguada entre el 5 y el 30 por ciento, pero ya al final del año, tanto el mayorista como el minorista, otea una demanda que alivia agobios pasados. Hay que tener en cuenta que los meses últimos equivalen al 40 por ciento de toda la venta del año y al consolidarse, absorbe los detrimentos acumulados. Este caso es sensible para apuntar que si en el ISE de octubre el PIB está en el -041, puede ser posible que, con la animación del mercado en noviembre y diciembre, se llegue al cálculo dado por el Gobierno de arribar al cierre en 1.2 por ciento.

Volviendo a las caídas, el conglomerado de vehículos se ha resentido. Gracias a la ayuda del salón del automóvil, la industria en el país creció 27 por ciento, pero en los últimos seis meses con respecto a noviembre 2022, decreció el 18 y en el acumulado disminuyó el 31 por ciento. En Risaralda, dijo Josué Caballero, líder de ese sector, su descenso de 17.4 por ciento ha llegado al 26. Se han efectuado, agregó, 3.822 matrículas en tanto que en el 2022 fue de 5.159.

En cuanto al factor crítico de la construcción, Camacol ha señalado que por la crisis de la vivienda ha dejado de ingresar $29 billones, ya que no se vendieron 103,000 nuevas en 2023. En esa línea, Víctor Baza Tafur, gerente del gremio en Risaralda, dice que se continúa en tendencia a la baja y se debe al cambio del gobierno de “Mi Vivienda Ya” que ha traído deserción, retractos (96.3%) y por ello no hay nuevos ofrecimientos de la modalidad Vis en Pereira, mientras que en Dosquebradas fueron pocas y en Santa Rosa fue desfavorable. Con las viviendas no Vis la situación no ha sido tan demoledora. El panorama se empeora al saber que el sector es un motor de gran voltaje para animar a otros renglones como ferretería, materiales de cantera, vidriería, laminería, carpintería, pinturas y acabados, lo mismo su capacidad generadora de empleo.

De otro lado, el contraste en el mercado internacional de Risaralda mostró, según análisis a 2022, que una canasta exportadora de US$432.5 versus importaciones por US$806.4 representa un desbalance de -373.9. Es necesario habilitar medidas urgentes de choque que desde tiempo atrás los gremios y empresarios del país han demandado del Gobierno sin que se haya puesto en marcha. La solicitud de algunas agremiaciones y el mismo Ministro de Hacienda ha tenido eco en el Banco de la República al bajar la tasa de intervención en 0,25 puntos, quedando en 13 por ciento, lo cual moverá los gastos de los hogares. Cómo esto tiene sus trámites operativos no será de inmediato su sentir. La apuesta de ahora es que no se dispare más la inflación. Además, el presidente Petro en reunión de tres días con su gabinete, ha ordenado con vehemencia y regaños a sus ministros que ejecuten los presupuestos, pues esto también ha repercutido en la contractura económica. 

De todas maneras, se prevé el 2024 más complicado, con el agregado de unas reformas laboral y pensional que crean incertidumbre.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -