15.4 C
Pereira
jueves, abril 25, 2024

INOCENTES EN ABRIL

Es tendencia

- Advertisement -

En muchos lugares del mundo se celebra en los primeros días de Abril la festividad de los inocentes con representaciones carnavalescas, bromas atrevidas y consentidas de buen y mal gusto. Más que la inocencia se festeja la oportunidad de la charla repentina y el gracejo desde el alma del niño interior que aún juega entre la sorpresa y la disipación. 

La inocencia es ese estado de bondad y limpieza espiritual por la que en algún momento trasegamos, mucho antes de que la fuerza de la razón y la acuciosidad de los pecados capitales invitaran en el momento de la edad de la curiosidad, a imitar los comportamientos de alto voltaje de los adultos. Se considera inocente lo infantil de las actitudes poco maduras y el demorado raciocinio, combinados con la ausencia de culpa o mala intención. 

La broma en sí es una chanza, una burla con la que se espera sorprender a una persona o a un grupo. Busca de cierta manera ridiculizar o engañar haciendo uso del buen humor, como en los casos en los cuales se acomoda un grupo sobre un hormiguero para tomar la foto de la celebración, provocar un avispero en el sendero ecológico, llenar de sal las azucareras o bajar el nivel de aire a una llanta del auto de ese visitante que siempre está de prisa. Los bolsos de las señoras y los maletines de los señores, por su tamaño, se prestan para bromas como introducir piedras o finos empaques con cáscaras de frutas o uno de los platos del lugar donde se almuerza.

Algunas bromas infantiles son utilizadas por los adultos como el uso de la sábana para aparecerse en la oscuridad en medio de la habitación o asomarse por la ventana exterior para provocar miedo; colocar un aviso en la espalda de la víctima o pedir la ayuda a un adulto para tocar un timbre, dar las gracias y salir corriendo. 

Las bromas son recurso habitual en el arte generando dudas como en el caso del orinal de Marcel Duchamp y las pinturas de Pierre Brassau; la literatura con las “mamadas de gallo” popularizadas por Gabriel García Márquez y el teatro con los reveses de los personajes en las obras de Shakespeare.  Charles Shultz en “Snnopy” nos muestra a a Lucy, quien siempre retira la pelota en el momento que Charlie intenta chutarla.

Con los avances de la tecnología las bromas se hacen más sofisticadas y a veces peligrosas: supuestas infidelidades, problemas con tránsito, compras contra entrega y domicilios no solicitados. Las bromas pesadas exceden generalmente los límites de tolerancia de los afectados y pueden tener consecuencias no esperadas. Más allá del buen momento de regocijo existe la extrema prudencia que previene malos momentos.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -