19.1 C
Pereira
domingo, mayo 19, 2024

INDAGANDO

Es tendencia

- Advertisement -

(Por HÉCTOR TABARES VÁSQUEZ)

INDAGANDO

El término puede parecer no solo extraño, sino osado y riesgoso, en la medida de intentar hallar una respuesta adecuada a los cuestionamientos alrededor de las ciencias, en particular de las civilizaciones anteriores y de sus aportes, en relación a la problemática de la actualidad, en todos los órdenes y bajo los diversos matices, dentro de un universo complejo y enrevesado. La historia, por ejemplo, ha sido un instrumento válido en el sentido insigne de procurar emplearse los sucesos positivos y negativos, en servicio del hombre y de la humanidad. La premodernidad apunta a una serie de intrincados fenómenos de una enorme y trascendental incidencia en la vida de los pueblos y en el desarrollo de las sociedades actuales, observándose a la distancia, un panorama nada claro y alentador, en cuanto se han incrementado los riesgos y los comportamientos no solo de la naturaleza, como también del individuo, comprometiendo demasiado agudamente el futuro de las naciones. Para nadie es un secreto el rol innegable de quienes han incidido en las culturas anteriores, a través de los insignes y valiosos pronunciamientos en cuanto al conocimiento, las ciencias y los adelantos de carácter técnico. La cuestión radica sustancialmente en saberse si es confiable el cúmulo de adelantos y de resultados generados por la mente del ser humano, en atención a la manera tan dislocada en encararse las situaciones de ingente índole resultado de la multiplicidad de pareceres, por no decir ideologías o corrientes del pensamiento. Inquieta poderse dar una afirmación rotunda y puntual, en el cometido de reflexionarse acerca de la presunta facilidad en poderse echar mano de lo existente, en la búsqueda de un solución real y convincente, frente a los diferentes incordios por los cuales atraviesa el mundo. Será posible y viable emplear o hacer uso de los elementos proporcionados, verbi gracia, por los griegos, los filósofos del ágora y todo ese caudal sabio e ilustrado de épocas remotas y gloriosas, pero, además, contar con ellos en pro y en beneficio de las gentes engrampadas en la maraña incomprensible de un complicado y enrevesado entorno. Los problemas existenciales, de clase económica, sociales, albergan aspectos sumamente serios y fundamentales, estarán al día y en el plan de desarrollo de toda comunidad, procurándose una continua y férrea lucha en el sano y edificativo propósito de llevar a buen puerto a los sectores y componentes de un determinado hemisferio o continente. Dentro de un presunto y esforzado objetivo, la finalidad perseguida no va más allá de plantearse los interrogantes, valga decir, de una generación asediada bien o mal, por una inteligencia artificial huérfana de los ingredientes de una condición mayormente interiorizada y espiritual, impidiéndole desenvolverse de un modo constitutivo de esencialidad y de una preocupación allende lo material, superfluo o trivial. No obstante, los instrumentalismos vigentes, todavía queda espacio hacia un horizonte de otras dimensiones.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -