18.7 C
Pereira
miércoles, abril 17, 2024

Herej?as

Es tendencia

- Advertisement -

Juan Manuel Buitrago
Columnista

El CD no exist?a en Risaralda , el expresidente Uribe ten?a seguidores que lo acompa?aban en sus campa?as personales a la presidencia o que votaban en las consultas nacionales siguiendo sus recomendaciones. Cuando fue Presidente no exist?a en Pereira un partido de gobierno que tuviera representaci?n burocr?tica y al regresar con su candidato al poder el partido est? dividido entre los personajes cercanos a su coraz?n, ?nicos voceros reconocidos por la Casa de Nari?o, y los congresistas electos que no son tenidos en cuenta a la hora del reparto. El electorado invisible con ansias de poder se volvi? visible y exigente gracias a las listas abiertas que permitieron llevar al Congreso al senador Corrales y al representante Vallejo quienes por voluntad de los risaraldenses, y superando zancadillas de candidatos for?neos, est?n convirtiendo lo que antes era juego de ni?os en un tema de adultos serios.

Ni el Senador ni el Representante le deben su elecci?n al presidente Duque y lo apoyan en el Congreso solamente porque son partido de gobierno. Pero no existe partido de gobierno en ninguna parte del mundo al que pueda neg?rsele impunemente el poder nominador. Eso es lo que deben aceptar los obsoletos animadores del superado juego de ni?os pues el senador Uribe cuenta con menos de cinco escaños amarrados en el Senado y no con los veinte que pretende manipular en Bogot? un peque?o grupo de manejadores de hojas de vida del que forma parte una senadora cercana al expresidente que sac? aqu? dos mil votos. Los partos suelen ser experiencia traum?tica dolorosa y el nacimiento de un verdadero partido (dotado de autonom?as regionales que reemplazan con instituciones leg?timas la precaria direcci?n ejercida de facto en el pasado por los amigos del caudillo lejano) conlleva tener que aguantar el mortificante pataleo de quienes resultaron quemados en esa hoguera de las vanidades que son las urnas.

El vaporoso uribismo de multitudes emocionadas convertido ya en partido tiene autoridades leg?timas con responsabilidad política y no volver? a ser usado como gancho ciego por quienes obten?an beneficios personales arrog?ndose su representaci?n disfrazados de anti pol?ticos para poder desatender las justas reclamaciones de los votantes. No les basta a esos votantes -que fueron v?ctimas de la persecuci?n oficial en la campa?a por no aceptar una falsa paz- que se les pague hoy con una mueca condescendiente mientras los paniaguados de la rosca for?nea y los que perdieron aqu? las elecciones se reparten el poder ejecutivo. Catastr?fico habr?a sido elegir unos congresistas raizales sin capacidad efectiva para pagarles a sus electores con algo más que una palmadita en la espalda y una falsa sonrisa.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -