21.2 C
Pereira
viernes, junio 21, 2024

HECHO HISTORICO

Es tendencia

- Advertisement -

POR: RAMIRO TABARES IDARRAGA   COLUMNISTA

Después de 200 años de gobiernos republicanos están llegando las reformas. La educación ha sido un asunto de elites. En pleno siglo XX para estudiar había que cumplir estas condiciones: hombre, blanco, godo, católico, tener recursos y hablar latín. Solo una pequeña minoría con delirios de nobleza podía acceder a los establecimientos educativos. Estos eran sometidos a viejos modelos pedagógicos, donde la retórica, el derecho canónico y el manual del padre Astete constituía un currículo dogmático y confesional. 

Les correspondió a los gobiernos del periodo conocido como la republica liberal realizar cambios urgentes para la modernización y acopio de bases en ciencia, administración y economía. El ministro Darío Echandia Olaya con la Ley 0037 de 1935 organiza la carrera del magisterio y además dando pautas para la creación de colegios oficiales y universidades, la facultad para que particulares creen colegios privados y por vez primera permitiendo que laicos y civiles puedan ingresar a la nómina docente. Lluvias y centellas le cayeron al presidente López Pumarejo, quien se mantuvo firme y eso le costó abandonar el cargo.

Lo aprobado esta semana en el congreso y conocido como la Ley Estatutaria de la Educacion es histórico. Ni siquiera con la Constitución de 1991 se tenían tantas conquistas. El primer logro es la declaratoria de la educación como un derecho fundamental y no un servicio. Eliminación de barreras, abrir accesos, facilitar el transito armónico, permitir el ingreso de población diversa como afros, indígenas desplazados, raizales, LGTB, carcelaria y tercera edad es un trofeo que vale por mil. No se trata solo de tener estos derechos, adema del estado las garantías, los presupuestos y las condiciones para no ser letra muerta. Es una carrera por la vida para que cada colombiano sienta que las oportunidades son reales cuando hay un gobierno comprometido con la justicia social y el bien común.

Esta ley aprobada por mayorías dio otra lección histórica en el sentido que los partidos políticos pueden llegar a consensos cuando se trata de derechos de la población. El gobierno cedió, acogió las observaciones de la oposición y la ministra Vergara, demostró su talante, liderazgo y capacidad conciliadora para obtener la aprobación de la esta ley. Son mas oportunidades para esa población excluida, solo por ser pobres y vulnerables.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -