18.4 C
Pereira
domingo, febrero 25, 2024

Hay esperanza

Es tendencia

- Advertisement -

03 Idárraga
Columnista

La designación del economista y sociólogo, José Antonio Ocampo, como futuro ministro de Hacienda, hace parte de las buenas noticias generadas a partir del reconocimiento de Petro como presidente electo. Es un hombre de academia que le presta servicios a los políticos cuando hay problemas. Su trayectoria en el sector público y privado, son evidencia de su ética y probidad para asumir los asuntos de Estado. No perder la perspectiva que ha sido el colombiano con más mérito cuando ocupo la Dirección de la CEPAL, cuando fue secretario adjunto de la ONU y la vez en ser postulado para la presidencia del Banco Mundial.

Tiene mas de 170 títulos académicos, entre libros, investigaciones y publicaciones en revistas indexadas. Con el libro HISTORIA ECONÓMICA DE COLOMBIA, obtuvo en 1988, el premio nacional de ciencias Alejandro Ángel Escobar. Esta bella obra, es un verdadero tratado sobre el pasado histórico y social, a través de investigaciones de expertos como Jaime Jaramillo Uribe, Jesús Antonio Bejarano, Jorge Orlando Melo y Germán Colmenares, entre otros. Se abordan aspectos como económica colonial, la minería, el comercio, estructura fiscal, los movimientos populares y la reforma social. Este libro debería ser obligatorio en planteles públicos, ya que los privados prefieren las publicaciones de Santillana, caros y mentirosos.

El nuevo ministro es un facilitador y negociador, como lo exige la situación del país. Conoce la problemática interna y las dinámicas de un mundo globalizado y en crisis. Es experto en reactivación económica y dinamizar economías recesivas. Recibe un legado con los peores indicadores económicos, sociales y ambientales. Una reforma tributaria es urgente, bajo horizontes nuevos,  atacando la evasión, elusión y exenciones venales concedidas a grandes empresas locales y de afuera, generadoras del famoso hueco fiscal. Ningún empresario ganando billones se va ir simplemente por que lo obliguen a pagar lo que es. Saben que afuera la carga impositiva es mayor y no van a tener la precariedad laboral de acá. Ya los empresarios y sectores económicos han expresado la confianza en el nuevo ministro y están dispuestos a sumarse a ese dialogo nacional convocado por Petro.

La academia pierde uno de sus estudiantes brillantes, pero la política y el país ganan un funcionario probo, ético y comprometido con la agenda nacional de dialogo y concertación por un nuevo país.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

Ojalá dé resultados

Artista de Oficio

La poesía del potrero

- Advertisement -