19.1 C
Pereira
domingo, marzo 3, 2024

GRISELDA: ¿LA SERIE DE NETFLIX CON TONO “FEMINISTA”?

Es tendencia

- Advertisement -

Cuando se habla de empoderamiento femenino, obviamente el enfoque se da desde la legalidad, pensando en mayor liderazgo de las mujeres en el mundo empresarial, político y social. Sin embargo, a pesar de que el tema es poco abordado, hay mujeres que infortunadamente se dedican a la ilegalidad, no sólo como parte de las estructuras delincuenciales, si no, como jefas de la organización.  Y es en este mundo oscuro de los carteles de narcotráfico proyectados en televisión y cine, donde los roles de las mujeres son estereotipos de modelos, amas de casa, “mulas” y acompañantes.  Sin embargo, Griselda Blanco, la narcotraficante más temida, incluso por Pablo Escobar, rompe con esa tradición. Así lo muestra la serie de Netflix, donde la actriz Sofía Vergara interpreta a la narcotraficante. 

Criticada por algunos sectores políticos en Colombia – por difundir una imagen negativa del país asociada al narcotráfico-, la serie representa a la llamada Madrina de la Cocaína o Viuda Negra, quien migró a los Estados Unidos en 1964 y fue pieza clave en la consolidación del cartel de Medellín.  Aunque la serie cambia hechos de la vida real, ésta intenta mostrar una mujer mala, fría y a la vez familiar, “víctima” de traiciones, en apuros, “desamparada” como madre soltera y en una constante lucha por liderar el negocio en un mundo donde ella es la única mujer.  La serie intenta matizar la maldad, con un enfoque “feminista”, en el que se expone una idea perversa y a la vez obvia: las mujeres también tienen derecho a ser tomadas en serio como narcotraficantes. 

Pero no solo en el rol de Griselda se logran ver elementos que pocas veces se abordan de manera protagónica en series o películas sobre esta temática mafiosa. La red de apoyo entre mujeres prostitutas que se embarcan en la actividad de mulas y que son la pieza clave en la consolidación del tráfico de cocaína en sectores de clase alta de Miami. Y por supuesto, la mujer policía, quien también sufre discriminación en su entorno laboral y logra posicionarse como la ficha clave para la lucha contra los carteles en Miami.

En la serie se ve claramente este abordaje de “empoderamiento femenino” en el comercio ilegal de cocaína. Como historia de ficción, funciona con éxito precisamente por el sexo, reconocimiento y atributos físicos – que intentan ser matizados en la serie para no exponerla como un símbolo sexual- de la protagonista.  No en vano, hoy es la serie más vista de Netflix. Como actriz, Sofía Vergara, admirada por unos y criticada por otros, afronta las consecuencias del éxito de la serie y de la estigmatización que tienen las mujeres bonitas a la hora de reconocer su talento y su trabajo. Ella, desde su rol, afronta las críticas, poniendo en evidencia el doble racero que existe sobre el abordaje de su papel. A los actores que han interpretado a Pablo Escobar, no los han atacada tanto en Colombia como a ella.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -