18.4 C
Pereira
domingo, febrero 25, 2024

Gratitud

Es tendencia

- Advertisement -

Por Uriel Escobar

Un ser vivo funciona gracias a una compleja y maravillosa conjunción de factores que hacen posible la supervivencia individual y de su especie. Por muy elemental que en apariencia sea un individuo de cualquiera de los cinco reinos a los que pertenecen los seres vivos, tiene un funcionamiento casi perfecto, que le permite adaptarse a las condiciones medioambientales donde cumple su ciclo vital. El humano, con el desarrollo cualitativo y exponencial de su conciencia, puede percibir que para vivir se requieren infinidad de elementos, situaciones y circunstancias que lo permitan, como el aire, el agua, las plantas y muchos semejantes que le ayudan a nacer, vivir y morir en condiciones de dignidad. Reconocerlo faculta el desarrollo en ciertas personas de un sentimiento y una actitud esencial para una buena salud mental: la gratitud. Esta experiencia es uno de los indicadores que permiten predecir el tipo de vida de una persona.
Antes de proseguir con los beneficios psicológicos y emocionales para la persona que expresa este sentimiento, me viene a la mente una experiencia de mis primeros aprendizajes de niño, que no he olvidado sino reiterado con el paso de los años. Mi padre afirmaba con mucha frecuencia que se puede saber sobre la forma de ser de una persona por su capacidad para reconocer la gratitud y expresarla. Desde la perspectiva psicológica, la gratitud se puede considerar como un sentimiento y una actitud a través de la cual se reconoce favorablemente un bien recibido, sea de tipo material, emocional o espiritual, este agradecimiento puede ir dirigido a individuos, grupos, al planeta o a la divinidad. ¿Qué beneficios se han encontrado en quien expresa este sentimiento y asume la actitud correspondiente? Son muchos, pero se podrían sintetizar en los siguientes: aumenta la sensación de bienestar en quien da y en quien recibe, disminuye el estrés, la depresión y la ansiedad, ayuda a mejorar las relaciones en la familia y en la comunidad en general y mejora significativamente la autoestima.
La gratitud como sentimiento y como actitud se puede expresar como norma de vida, aun en situaciones difíciles, por complejas que ellas sean. Los beneficios se ven no solo en lo personal; también tiene un importante impacto social, porque favorece la solidaridad y la consideración empática y profundamente respetuosa por el semejante. La cantante argentina Mercedes Sosa lo expresó poéticamente en su canción Gracias a la vida: “Gracias a la vida, que me ha dado tanto / Me dio el corazón, que agita su marco / Cuando miro el fruto del cerebro humano / Cuando miro al bueno tan lejos del malo / Cuando miro el fondo de tus ojos claros”. www.urielescobar.com.co

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -