20.5 C
Pereira
viernes, mayo 24, 2024

GAS: IMPORTAR O EXPLORAR

Es tendencia

- Advertisement -

Vuelve a la ruleta el cuento de importar gas de Venezuela, situación que en oportunidad de noticia se trató en columna gremial, en la cual se analizaron diferentes hechos que señalaban su inconveniencia, su alto costo y los impedimentos técnicos y de sanciones vigentes que harían nugatoria la pretensión de Colombia. Hoy de nuevo el ratón va tras el costoso queso.

La cantinela se repite con la alocución ligera del presidente Petro: “nos toca salir de la economía fósil”, pero justifica su uso si es traída del exterior, aunque de allí se toque el exterminio de la humanidad por causa de la huella de carbono. El mandatario dice que, dentro de un acuerdo energético con Maduro, “hay la posibilidad de que Ecopetrol pueda explotar gas en la frontera cerca a Colombia y petróleo en condiciones de alta calidad más cerca de Norte de Santander”. Es necesario tener en cuenta que mientras se llega a generar energía limpia en sus distintas formas, se requiere un largo trecho y por eso su tránsito debe ser sin pausa y apropiado. Frente a su costo asevera, sin que se diga técnicamente por qué, “el gas importado desde Venezuela puede ser más económico si Ecopetrol [con absoluto control del Gobierno] toma esa decisión audaz”. De contrapelo, congresistas, empresarios, académicos y exministros del ramo concuerdan en la necesidad de seguir extrayendo gas natural y buscando nuevas fuentes ya que se han detectado extensiones promisorias y de calidad excelente en Colombia. En tal sentido es buena la noticia de Ecopetrol en la que anuncia alianza con firmas especializadas para la explotación del campo Arrecife en Córdoba; con Hocol en el bloque VIM8 para recuperarlo y desarrollar nuevos pozos.

De otro lado, se dice que el costo y tiempo de reparación del gasoducto entre los dos países es muy alto, está deteriorado y vandalizado en muchos tramos, se encuentra inactivo desde el 2017 y su línea es de 225 kilómetros. Años atrás hubo problemas frecuentes de transmisión, lo que trajo contratiempos graves en su servicio. Buscar ese tipo de sociedades no es que sea malo, a pesar de la ideología de no al uso de contaminantes al medioambiente, lo importante es la capacidad de inversión del socio, pues, como decían los ancestros: sin plata no hay flete que valga. Se ha expresado que Venezuela no está en condiciones de cubrir demanda interna de gas y por ello E.U.A permitió exportar gas licuado; sin embargo, el jefe de Estado indica que, si hay gas importado por particulares, pero critican que es contra “la soberanía” si se trae de Venezuela, y otros analistas lo ven como un salvavidas económico para la República Bolivariana, aunque malpensados conjeturan que comprar así sea más caro, tiene la reciprocidad de gratificar solidaridades. Mientras tanto el presidente de PVDSA fue aprehendido. Los que no aparecen son los veinte y más millones de dólares desfalcados a la empresa. 

 

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -