18.3 C
Pereira
sábado, junio 22, 2024

Exceso ritual

Es tendencia

- Advertisement -

Rodrigo Ocampo Ossa

Columnista

A veces los avances  nos devuelven  al pasado. Como  está  ocurriendo  en Colombia con el debido proceso, una garantía  establecida en el artículo 29 de la Constitución Política para proteger la libertad individual  frente a los excesos del poder que ha convertido los procedimientos judiciales y administrativos en un ritual absurdo sin el cual la realidad no existe. En los principios del Derecho romano, por allá en el siglo séptimo antes de nuestra era, se decía que la forma daba existencia a las  cosas y por lo tanto si los abogados de las partes no usaban apropiadamente la liturgia, incluido el uso de la toga, no había posibilidad de obtener justicia. Así andamos hoy, también vestidos de toga, llenos de demandas que se declaran vacantes después de años de trámite porque un emplazamiento se hizo en un medio inadecuado o algo similar, para el beneficio exclusivo de los antisociales. Ante tal situación que solo conduce a la impunidad por ausencia de certeza jurídica, se percibe un giro importante en la jurisprudencia con fundamento en otro principio; el de la prevalencia del derecho sustancial sobre el procedimiento. Este que había sido relegado a una segunda línea se está  rescatando poco a poco para moderar los excesos del ritual como fuente de derecho, pues tal como dice  la sentencia Su 268 de 2.019 de la Corte Constitucional, cuando las autoridades ponen el cumplimiento de las formalidades por encima de lo sustancial, incurren en un defecto denominado exceso ritual manifiesto, algo  inadmisible  ara  el ciudadano común  que no pueden entender como un sicario capturado es puesto en libertad porque no se le notificó el  derecho a no auto incriminarse al momento de la  detención. O para el   empresario a quien se le retrasa la expedición de una licencia porque no suscribió el formulario autorizando el manejo de datos personales. Ahí es cuando la ineficiencia y lo cómico se funden para causar daño a la economía con  un inmenso ridículo.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -