18.4 C
Pereira
sábado, junio 15, 2024

ESCAMPAVÍA. Una ayuda de memoria para la historia.

Es tendencia

- Advertisement -

Juan Montalvo escribió “Los Capítulos que se lo Olvidaron a Cervantes” nosotros tenemos que agregar los que se le olvidaron a Arango.

Mi amigo y columnista Jairo Arango ha publicado un par de artículos en los cuales narra la génesis y desarrollo de un programa de vivienda por auto construcción exitoso que se desarrolló en Pereira; escritos en los cuales, por razones que no me explico, omitió relatar todo lo que pasó. Como con él coincidimos cuando afirma que lo publicado será la verdad rebelada para los historiadores, nos indujo a revisar la memoria para darle al César lo que es del César y a Dios lo que de Dios es.

Siendo Ernesto Zuluaga director del Fondo de Vivienda de Pereira y Jairo Arango, director de la seccional del ICT, firmaron un acuerdo para desarrollar el plan ya mencionado. En efecto se adquirieron unos predios y se inició el proceso tal como lo relata Jairo, pero la iniciativa tuvo una larga parálisis por falta de recursos, entonces llegaron nuevas administraciones que le dieron un segundo aire al proyecto.

  En efecto, en el año 1.982 llegamos a la alcaldía y designamos a Carlos Humberto Isaza como director del Fondo de Vivienda, encontramos que, ni el ICT, ni el Fondo, disponían de los dineros necesarios para desarrollar las obras y adquirir los predios que hacían falta, decidimos continuarla con recursos propios de la ciudad, con los que adquirimos la hacienda La Albania.

La junta del Fondo encargó al gerente Isaza abrir la licitación para mover el millón de metros cúbicos para adecuar el terreno, pero el problema de la falta de dinero seguía pesando sobre la iniciativa que se desarrollaba en el marco del programa de vivienda sin cuota inicial, que impulsaba el gobierno de Belisario Betancourt, situación que le permitió al Representante a la Cámara de entonces, el Dr. César Gaviria, quien era ponente de la ley de presupuesto, incorporar los recursos para financiar los proyectos bandera del presidente Betancourt, así, conocedores de la nueva fuente de dinero, solicitamos, en compañía del gerente de Fondo, al entonces ministro de Hacienda Edgard Gutiérrez Castro y al director de Planeación Nacional Hernán Beltz, la asignación de una partida por 571 millones de pesos, partida que requirió de la gestión permanente de Isaza, Gaviria y de nosotros para que fueran incorporados, al Fondo de Vivienda de Pereira, a título de aporte de la nación, dineros con los que se atendieron las deudas adquiridas y desarrollar las obras de infraestructura para poder asentar las viviendas.

Las licitaciones, el movimiento de tierras, las vías, el acueducto, el alcantarillado, el servicio de energía, todo eso se inició y terminó durante nuestra administración y la del nuevo gerente del Fondo, obra que se desarrolló con muchos tropiezos, por auto construcción, proceso en cual contamos con el apoyo del Sena, del municipio, del Fondo y así, lo que se inició y fuera criticado como unos ranchos improvisados, terminó siendo un ejemplo de como la labor conjunta del estado y la comunidad si son una manera de atender exitosamente necesidades de vivienda.

La totalidad de las obras se iniciaron y terminaron en nuestra administración y es más, los lotes dotados de la infraestructura indispensable, se adjudicaron en un acto masivo en el Estadio Hernán Ramírez, acto al cual asistió doña María Eugenia Rojas, quien no ocultó su sorpresa cuando se enteró que se entregarían los lotes por sorteo público y sin trastiendas, de eso pueden dar fe los 2500 propietarios favorecidos.

Doy gracias al Dr. Carlos Humberto Isaza quien me ayudó a recordar para completar una historia en la que,  con Pirandello no encontremos a “seis personajes en busca de autor”

Para estar informado

- Advertisement -

1 COMENTARIO

- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -