21.2 C
Pereira
viernes, junio 21, 2024

ESCAMPAVÍA- Prefiero un ejército de ovejas

Es tendencia

- Advertisement -

“Prefiero un ejército de ovejas comandadas por un león a un ejercito de leones comandados por una oveja”

Quien aprende de sus errores es inteligente, quien lo hace de los que cometen los demás es genio, en estos convulsionados tiempos en los que la humanidad olvidó los horrores de la segunda guerra mundial, o la tragedia de Corea, o los genocidios de Stalin, o el paredón cubano, ahora nos topamos con un Putin invasor, con una guerra la cual, como todas ellas, es inhumana, genocida, homicida, secuestradora, destructora, entre quienes fueron hermanos en la tierra prometida de la biblia; definitivamente tiene razón el refranero cuando afirma que la experiencia es como la mierda, algo que nadie coje.

En Colombia, las masacres se repiten como una letanía, el asesinato de lideres de todos los colores, de gente por la más nimia razón, el secuestro, la extorsión, los bombardeos, los soldados, policías, guerrilleros, y sobre todo de los niños combatientes, son un grito mucho, muchísimo más potente que el que lanzara el malabarista de la palabra y del honor en la Naciones Unidas, cuando proclamó, a pecho abierto, que la paz finalmente había legado a la martirizada Colombia, mientras que la sangre derramada demuestra lo contrario.

El crear realidades a partir de la palabra, la propaganda que hace parte de la manera como se adoctrina, hace creer que lo que no existe es cierto, ahora nos repiten que “Colombia es la Potencia de la Vida”, cuando lo que vivimos es todo lo contrario, para serlo es necesario que la nación entera, sin distingos,  se dedique a la ardua tarea de conquistar la convivencia, a comportarnos como gente civilizada, a dejar de ser una nación en donde los asesinos, los corruptos, los ladrones y petardistas viven como reyes mientras que la gente del común, el pueblo, que no debería ser un rebaño, vive con temor y empieza a sufrir las consecuencias de entregar a una burocracia inepta, cuando no ladrona todas las libertades: el manejo de la salud, de la educación, de la seguridad, de los alimentos, del empleo, todo en manos del soberano, nada por fuera de su dominio.

“Prefiero un ejército de ovejas comandadas por un león, a un ejército de leones comandados por una oveja”, lo que está viviendo la gente en el Cauca, en el sur del país, en sus costas, tragedia que se resuelve destituyendo al comandante del ejército, eludiendo la responsabilidad política de quien está al mando, es una charada, de la cual el primer actor es un ministro que no sabemos si es más un inepto que un cómplice de los violentos, ese que ni siquiera se asoma donde mueren soldados, policías y parroquianos.

Ese ministro no está solo, el de la salud vocifera buscando culpables, pero se le escapa reconocer que el sistema que ha implantado es un fracaso, o la encargada de la educación que esconde la mano y dirige el asalto a la independencia de la educación superior, mientras dedica a ella los dineros que le hacen falta a la educación primaria, aquella que disminuye desigualdades, genera progreso individual y colectivo.

Los corruptos confesos que pasan de puesto en puesto, los terroristas y asesinos devengando los mejores sueldos, el ocuparse de lo que ocurre en otros países mientras que el rancho esta ardiendo, el cambiar el discurso como cambia el viento, el subir y subir los impuestos estrategia que ha demostrado, como lo estamos viendo, no incrementa el recaudo, lo que se remedia con otros incrementos y finalmente con la impresión de billetes, lo que culmina con  la destrucción del aparato productivo, con el hambre y la escases que ya asoma.

Ese futuro no es ineludible, la democracia decidirá si este sistema de gobierno, del que están saliendo quienes lo sufrieron se perpetúa, o si las mayorías reemplazarán el gobierno de las minorías voraces y finalmente entregaremos el timón a los que saben y no en los que, sin conocer, destruyen.

Para estar informado

- Advertisement -

1 COMENTARIO

  1. Se «coje» cierto desaliento al leer, en esta columna, lo de los «mejores sueldos».

Los comentarios están cerrados.

- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -