23.8 C
Pereira
jueves, junio 20, 2024

Escampav?a

Es tendencia

- Advertisement -

Juan Guillermo ?ngel Mej?a

Columnista

El reconocido economista Eduardo Lora, en reciente art?culo publicado en la revista Dinero, analiza la crisis de la agricultura en Colombia, cita como la productividad de nuestro sector agrario ha venido cayendo de manera acelerada, mientras en los años sesenta nuestra industria arrocera era 61% más eficiente que el promedio mundial hoy es un 2% inferior al mismo grupo competidor y de igual manera se puede comparar el caso del ma?z, del aceite vegetal, del banano o la papa. Dice el analista: ?el apoyo del Gobierno que recibe el sector agr?cola no es despreciable, pero contribuye muy poco a mejorar la productividad? en los ?ltimos 10 años el 90% de los recursos destinados al sector ha llegado en ayudas directas a los agricultores y a los subsidios, as? las cosas ?todo esta ha facilitado que el gasto p?blico sea capturado por quienes tienen más poder pol?tico y pueden aprovechar el argumento de que ?el pa?s tiene una deuda con el campo?.? ?Una tercera parte del precio que reciben los productores de az?car refinada, ma?z, leche, pollos, arroz es el resultado que pueden vender a muy altos precios? gracias a las protecciones aduaneras

 

Para desconsuelo ?esto no puede cambiar porque los consumidores y campesinos no cuentan ni con los recursos ni con el poder pol?tico para desmontar las artima?as rentistas de los gremios, los pol?ticos o los terratenientes?

 

Dice más adelante que ?En mis propias investigaciones sobre la Federaci?n de Cafeteros, llegu? a la conclusi?n hace unos años de que, en este caso, los caficultores pagan un impuesto del 15% de sus ingresos brutos para sostener una ?institucionalidad? que les deja muy pocos beneficios?.

 

He resumido un largo art?culo bien escrito y mejor documentado por lo que pido excusas al autor, pero debo aceptar que es un an?lisis con verdades indiscutibles y tesis parecidas a las que he venido sosteniendo con respecto al gremio que más afecta a nuestra regi?n, el cafetero.

 

Insisto: los gremios y los entes que manejan recursos parafiscales se han convertido en una fuente de bienestar y riqueza para aquellos quienes administran esos que en muchos casos son verdaderos emporios de riqueza, digo que los administran cuando lo que hacen es trasferir esos ingresos, producto de tasas y contribuciones obligatorias, al consumidor o al productor, para beneficio personal y de los grupos de poder, o roscas en nuestro argot, dado que, como son entes de car?cter privado, pueden disponer de los dineros, amparados por el sigilo de la confidencialidad obligatoria o c?mplice de quienes hacen y deshacen, haciendo buena la tesis del soci?logo Durkheim de que las instituciones terminan sirviendo mas a sus empleados y directores que a quienes son su raz?n de ser, as? la escuela sirve mas al maestro que al alumno y el hospital a los empleados del mismo mas que a los enfermos.

 

Otro tema: Antes de correr a condenar o aceptar la continuidad del peaje de Cerritos para financiar la doble calzada a La Virginia bien vale la pena hacer un estudio sobre cuanto nos perjudica esta barrera econ?mica con el norte del Valle y compararla con los beneficios de la obra proyectada, la cual es también necesaria. El corolario es que las concesiones pactadas a plazos definidos son un engaño, los concesionarios no entregan la teta que los engorda con tretas, abogados y representantes de grupos de poder; siguen cobrando tasas de construcción sobre obras que solo requieren de mantenimiento.

Artículo anterior
Artículo siguiente

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -